Las baterías Li-Ion actuales necesitan ciertos cuidados para prolongar al máximo su vida útil
Cómo cuidar la batería de tu smartphone o tablet correctamente

Cómo cuidar la batería de tu smartphone o tablet correctamente

Actualmente conseguir cuidar la batería y alargar su vida útil se basa principalmente en consejos como desconectar ciertas características o bajar el brillo de la pantalla, algo de lo que hablamos recientemente en este artículo sobre trucos para sacar más minutos a la batería del smartphone o tablet. Por otra parte, también os ayudamos a diagnosticar la salud de este componente mediante una serie de pruebas bastante sencillas, pero en esta ocasión vamos a hablar de cómo conseguir que las baterías Li-Ion, las que actualmente están implementadas en nuestros teléfonos móviles y tablets, consigan tener un vida útil mucho mayor para evitar al máximo tener que cambiar la batería y conseguir un tiempo de uso similar al que se conseguía los días posteriores a comprar el dispositivo.

Conociendo las baterías Li-Ion

Debido a razones de seguridad, estas baterías normalmente están limitadas a 4.20V por celda puesto que se consigue mantener lo máximo posible la capacidad máxima de la batería conforme pasan los ciclos de carga. En definitiva, cada vez que cargamos al completo la batería, limitamos un poco más la duración máxima de ésta, y un voltaje menor por celda consigue alargar notablemente su vida tal y como se puede observar en el gráfico y tabla adjuntos. No obstante, disminuir excesivamente el voltaje tiene un impacto directo en la capacidad a la hora de realizar una carga completa, disminuyendo casi un 20% si se opta por ofrecer 4 voltios por celda en lugar de 4.20 voltios. Por ello, los fabricantes se debaten siempre entre estas dos características para ofrecer el mejor equilibrio.

Cómo cuidar la batería de tu smartphone o tablet correctamente

Además, el estudio reflejado por Phone Arena también indica que descargar la batería al máximo provoca un deterioro mayor de la batería puesto que en apenas 500 “recargas” desde el 0 al 100% disminuiremos la capacidad total en un 30%. En este caso, obviamente, también se incluye la famosa carga rápida.

¿Cuáles son las mejores prácticas?

  • Las cargas parciales resultan ser mucho mejor que una solo al completo: El estado ideal se encuentra entre el 30% y el 80%, por lo que se debe conseguir siempre una capacidad próxima a ésta.
  • Evitar descargas completas: Lo peor que puede ocurrirle a una batería de Ion-Litio es descargarla al completo ya que ciertas celdas se verán afectadas.
  • Evitar altas y bajas temperaturas: Las temperaturas extremas son realmente malas para las baterías, perdiendo gran parte de su capacidad conforme aumenta o disminuye la temperatura.
  • Evitar dejar la batería sin carga durante largos periodos: Por esta razón, claro está, cuando compramos un smartphone vienen cargados alrededor del 40%, punto en el que la batería “mejor” se encuentra.
  • El cortocircuito, uno de los problemas de la carga al 100%: Si bien no ocurre nada dejando cargar el teléfono durante toda la noche, tampoco es bueno dejarlo durante mucho más tiempo conectado a la corriente pues puede provocarse un cortocircuito que hinchará las baterías.
Normas