Así es cómo se podrá cargar el nuevo Samsung Galaxy S6 gracias a su carga inalámbrica integrada
Qué es y cómo funciona la carga inalámbrica integrada del Samsung Galaxy S6

Qué es y cómo funciona la carga inalámbrica integrada del Samsung Galaxy S6

Ya queda muy poco para que se cierren las puertas del Mobile World Congress de Barcelona y todo el mundo se lleva el recuerdo del nuevo Samsung Galaxy S6 que tanta expectación ha causado.

Un terminal que ha deslumbrado por muchos detalles, entre ellos su capacidad de carga inalámbrica integrada. Una característica que mucho se ha oído hablar de ella durante esta semana, pero ¿qué es exactamente la carga inalámbrica? y ¿cómo funciona?.

Qué es

No es más que la posibilidad de recargar la batería de un dispositivo sin la necesidad de utilizar ningún accesorio externo que se conecte directamente al mismo mediante cables.

Samsung es pionero de este término en teléfonos inteligentes ya que fue el primero en introducirlo en su Galaxy S3, pero ahora el fabricante coreano apuesta fuertemente por este concepto en el nuevo Samsung Galaxy S6 y esto probablemente hará que se comience a ver cómo más fabricantes comienzan a seguir sus pasos.

Tanto el Galaxy S6 como el S6 Edge definen un nuevo estándar en cargas inalámbricas integradas que permiten a los usuarios poder cargar sus dispositivos sin cables de por medio.

Los propietarios del Galaxy S6 y S6 Edge no tendrán que preocuparse de usar accesorios por separado como en los primeros dispositivos para cargar sus teléfonos, ya que lo podrán hacer con cualquier pad del mercado que cumpla con los estándares, aunque Samsung ofrece también el suyo propio.

Cómo funciona

Es tan sencillo como colocar el teléfono en una especie de disco, si se trata del cargador que Samsung comercializará aparte con este modelo, que hace las veces de cargador y que cumple con el estándar Qi.

Se podrá utilizar cualquier cargador a la venta que soporte este estándar y esto es lo mejor de todo, ya que aunque Samsung aún no ha confirmado el precio de su propio cargador, probablemente esté cerca de los 30 euros, mientras que se pueden encontrar en sitios como Amazon por menos de la mitad que son compatibles y cumplen con la normativa.

Con el simple hecho de ubicar el Galaxy S6 sobre estos cargadores la carga se inicia automáticamente independientemente de la posición del terminal. Si a esta comodidad le sumamos que además Samsung añade al dispositivo la característica de carga rápida, se podrá ver cómo con tan solo dejar el teléfono sobre la plataforma durante 10 minutos, se obtienen 4 horas extras de autonomía en el teléfono.

Sin duda, todo un acierto por parte de Samsung incluir este tipo de tecnologías en su nuevo buque insignia que marcarán un punto de inflexión para el resto de fabricantes de dispositivos móviles.

Normas