En el mundo actual, la adicción al móvil puede ser un problema grave
Doce preguntas y una aplicación para saber si alguien es adicto al móvil

Doce preguntas y una aplicación para saber si alguien es adicto al móvil

La adicción al móvil, o mejor dicho, el miedo a quedarse sin él tiene ya hasta nombre científico, "nomofobia". Y es que más de la mitad de los adultos se llevan el móvil a la cama, algo que ya vimos que era un problema y, además de adicción, podría derivar en la creación de un síndrome de insomnio crónico.

Una reciente encuesta también reflejó, aunque circunscrita a EE.UU., que la mayor parte de los usuarios que contestaron utilizaban el teléfono al volante, así como un tercio estaban atentos a su terminal cuando estaban en el cine. Casi el 20% mientras asistía a un oficio religioso y cerca del 10%, incluso en los momentos de intimidad con su pareja. Además, la últimas "modas" son hacerse "selfies" con el difunto cuando van a un funeral o mientras están en el baño, lo que se ha llamado el "poopie".

Al igual que la adicción a los ordenadores o a estar en Internet, el creciente ansia de los usuarios por estar permanentemente chequeando su móvil es parte de la misma familia de patologías que la ludopatía o la ninfomanía. Y es que algo que produce placer a nuestro cerebro es susceptible de convertirse en adictivo y fácilmente podemos perder el control por ello.

12 preguntas para diagnosticar si tenemos adicción al móvil

James Roberts, uno de los expertos más reputados por sus investigaciones sobre la adicción al móvil y reconocido por su trabajo sobre esta materia en general en el libro "Por qué gastamos dinero que no tenemos en la búsqueda de una felicidad que no podemos comprar", ofrece un cuestionario de doce puntos que, tras contestarlos, podremos saber si tenemos un problema:

1.- La primera cosa que cojo por la mañana después de levantarme es el móvil.
2.- Vuelvo a casa mientras voy al trabajo si me he dejado el teléfono en casa.
3.- Uso a menudo el móvil cuando estoy aburrido.
4.- He simulado recibir una llamada para evitar una situación comprometida.
5.- Cada vez gasto más y más tiempo con el móvil.
6.- Gasto más tiempo en el móvil del que debería.
7.- Tengo ansiedad o me vuelvo irritable si el móvil no lo tengo a la vista.
8.- Me entra el pánico cuando pienso que he perdido mi móvil.
9.- He discutido con mi pareja, amigos o familia sobre el uso que hago del móvil.
10.- Utilizo el móvil cuando estoy conduciendo.
11.- He intentado dejar de usar tanto el móvil, pero la intención no ha durado mucho.
12.- Necesito reducir el uso que hago del móvil, pero temo que no puedo hacerlo.

Si nos vemos reflejados en 8 o más de las cuestiones, es el momento de acudir y pedir ayuda a los especialistas. Si las respuestas son afirmativas entre 5 y 7 veces, ya se ha cruzado la línea y podemos acabar aún peor. Entre 3 y 4 cuestiones en las que nos vemos identificados, aún no hemos llegado al punto de no retorno, y mucha gente se encuentra en este estadio, pero debemos tener cuidado. Si obtenemos entre 0 y 2, es muy probable que la tecnología no nos importe mucho.

 Una aplicación para darnos cuenta de lo "enganchados" que estamos

Recientemente se ha lanzado en Google Play Instant para Android, una aplicación que nos va a permitir cuantificar lo "enganchados" que estamos a nuestro smartphone ya que nos dirá cosas como el tiempo que pasamos utilizando cada aplicación, las veces que encendemos y desbloqueamos el móvil, y muchos datos más.

Lo mejor, es que además de enseñarnos que nos estamos pasando de la raya, puede ayudarnos a controlarlo puesto que nos permite establecer límites diarios al uso del móvil y sus aplicaciones, lo que nos avisará mediante una serie de notificaciones.

Normas
Entra en EL PAÍS