El Banco de Inglaterra monitoriza la actividad online de los ciudadanos británicos
El interés de tu futura hipoteca podría depender de lo que pongas en Facebook y Twitter

El interés de tu futura hipoteca podría depender de lo que pongas en Facebook y Twitter

La importancia de las redes sociales no han pasado desapercibidas para la Banca, y en concreto para el Banco de Inglaterra que ha creado un proyecto de investigación de Internet y las redes sociales para detectar signos previos a los cambios de ciclo económico, tanto para bien como para mal.

Al frente de este equipo está el jefe de los economistas del Banco, Andy Haldane, que para el canal Sky News declaraba que la entidad se ha lanzado al análisis de los datos no convencionales como la frecuencia de las búsquedas de trabajo, los temas más comentados en Facebook y Twitter o los precios online de los productos con el fin de detectar precozmente épocas de altas tasas de desempleo o burbujas inflacionistas.

Haldane ha declarado "las estadísticas oficiales tienden a ser bastante tardías y con necesidad de ser revisadas constantemente. Lo que nos puede ofrecer el análisis de la web es una mejor lectura de lo que está ocurriendo en este momento".

El Banco de Inglaterra, de hecho, lleva tiempo según Haldane, analizando ya un tiempo estas fuentes de datos no convencionales y los ha aplicado este mismo año para su intervención en el mercado hipotecario a través de los cambios de tipos de interés - recordemos que Reino Unido no está sometido a los dictámenes del Banco Central Europeo y dado que mantiene su divisa, tiene también independencia en este aspecto -. "Va a ser un salto de gigante respecto al pasado", afirma el economista jefe del Banco de Inglaterra ya que "algunas de las intervenciones en el pasado han sido calibradas con estos datos y han afectado a cualquiera con una hipteca en Reino Unido":

Ahora habrá que ver si esta tendencia pionera en las Islas Británicas traspasa fronteras y llega a otros bancos centrales que seguro están interesados el pulsar el estado de la economía al minuto para ajustar sus políticas y buscar el máximo rendimiento posible.

Normas