Las pymes de alimentación, las que mejor respondieron en crisis

Cataluña es la región que mayor número de estas empresas concentra

Las pymes de alimentación, las que mejor respondieron en crisis
EFE

La alimentación fue el sector que mejor acusó la crisis económica, según los datos que se desprenden del Informe Top 50, realizado por el Círculo de Empresarios, en el que se estudian las claves de aquellas pequeñas empresas que aumentaron en volumen y facturación en plena recesión, debido a su trabajo y comportamiento.

Así, a pesar de que las empresas que forman parte del Top 50 pertenecen a 21 agrupaciones sectoriales, la alimentación y categorías derivadas de este concentran el 50% de ellas. De hecho, 10 de las compañías se ubican en la rama de comercio al por mayor de alimentos, bebidas y tabaco; ocho empresas se dedican al procesado y conservación y siete a la fabricación de alimentos, bebida y tabaco.

Con respecto a su ubicación, Cataluña es la región en la que mayor concentración de estas empresas hay. Le siguen la Comunidad Valencina, Murcia y Castilla y León. Sus respectivos porcentajes, durante el periodo 2008-2012, fueron: 28, 18, 12 y 10%.

Así, la empresa mediana española en estos años tuvo una capacidad media de 99 empleados mientras que las empresas que contempla este índice son algo superiores, con una media de 114 empleados. Dentro de las mismas destaca el 40% de organizaciones que cuentan con una media notablemente superior al grupo, como es el caso de la compañía Iberspack, con 242 integrantes.

Aumento de categoría

No obstante, el dato más relevante es el paso dado por ocho de las compañías seleccionadas que pasaron de pequeñas a medianas empresas al contar en 2012 con más de 50 empleados. Se trata de un salto muy importante en los niveles de productividad de estas organizaciones, debido a su “propensión exportadora y capacidad innovadora”.

Asimismo, las compañías que están incluidas en este análisis han conseguido un incremento de las ventas acumulado del 30% durante los cinco años estudiados. Se trata de un 39% más que el conjunto de medianas empresas y se debe al contexto de ajuste del empleo llevado a cabo en las mismas, que ha traído consigo una subida de las ganancias en lo que respecta a la productividad.

De la misma manera, el margen de ventas ha sido también superior dentro de las empresas que integran el estudio Top 50, al situarse casi dos puntos por encima de la media de las empresas medianas de España.

Por el contrario, la brecha más características se situó en torno al indicador de la rentabilidad económica, medida que analiza el beneficio neto sobre el total y que en el caso de las empresas del Top 50 fue del 7,5 frente al apenas 2% del cómputo general.