La compañía que ha conseguido esto se llama Freescale
Cargador inalámbrico compatible con Qi

La rapidez de las cargas inalámbricas de los dispositivos móviles se multiplica por tres

Poco a poco se van dando avances en el apartado de las baterías en los dispositivos móviles, aunque no todo lo rápido de lo que a muchos usuarios les gustaría. El caso es que se acaba de conocer un nuevo producto que supone toda una novedad, ya que permite reducir el tiempo que se tarda en completar un proceso de recarga sin utilizar cables.

Evidentemente, para aprovechar la novedad de Freescale (que así se llama la compañía que lo ha desarrollado), es necesario disponer de un terminal compatible. Y, de ser el caso, el fabricante asegura que el tiempo que se tarda en completar un proceso de recarga completo es tres veces más rápido. Por lo tanto, no hablamos de una mejora menor, ni mucho menos. Por ejemplo, si un teléfono mediante esta opción suele tardar 45 minutos en rellenar por completo su batería, con este nuevo producto apenas en quince se tendría el componente al 100%.

La nueva tecnología consigue hacer esto mediante el uso de circuitos integrados que permite aplicar sin peligro 15 vatios de potencia (por los cinco que son habituales hoy en día), lo que acelera de forma significativa las recargas de los dispositivos compatibles que se utilizan con el nuevo adaptador. De esta forma, se sigue la estela de nuevas tecnologías que se están aplicando a los diferentes teléfonos y tablets, como Quick Charge 2.0 de Qualcomm -presente en el Nexus 6, por ejemplo-.

Teléfono Nokia de carga inalámbrica

Compatible con el estándar Qi

Esto es algo que resulta esencial, ya que la inmensa mayoría de los fabricantes de teléfonos y tablets es el que utilizan, lo que permite usar el nuevo dispositivo de Freescale sin problemas y, por lo tanto, la compatibilidad del cargador es excelente. Además, la potencia empleada permite que ahora sí que sea viable el realizar cargas de dispositivos como portátiles o cámaras, ya que la rapidez es mucho mayor y los procesos no son “eternos”. Además, la compañía desarrolladora ha indicado que tiene en mente aumentar la potencia antes de mediados del año 2015.

Por lo tanto, un buen avance el que ha desarrollado Freescale, ya que permite mejorar la rapidez con la que se realizan las cargas inalámbricas de las baterías y por lo tanto, viene a solucionar uno de los hándicaps existente en este tipo de procesos. Veremos si a la par que llegan estas novedades se consigue desarrollar tecnologías o implementar el uso de nuevos materiales (como el grafeno) que permitan que la autonomía de los dispositivos móviles aumente con total seguridad.

Normas