Tener más tecnología en el hogar no lo hace siempre más seguro
4 consejos tecnológicos para mantener los hogares más seguros

4 consejos tecnológicos para mantener los hogares más seguros

Hasta ahora quizás nunca se ha pensado en aumentar la seguridad de la tecnología que se usa en las casas para mantener alejados a los ladrones. Simplemente, se toman medidas como poner alarmas, cámaras de vigilancia, etc. Sin embargo cada vez hay más tecnología en los hogares que hace que se conviertan en casas inteligentes, aunque si no se tiene el suficiente cuidado, pueden ser más vulnerables.

Suena como algo futurista, pero cada vez es más probable que un ladrón consiga acceder a las cámaras de seguridad de una casa y controlar los horarios en los que no está habitada para así conseguir acceder a la vivienda de una manera más tranquila. Habitualmente se equipan las casas con tecnología conectada a internet y sin saberlo, se consigue que a través de los dispositivos conectados a la red, los hogares sean más susceptibles a intrusiones.

Expertos en seguridad de la información han publicado cuatro maneras o consejos para mantener los hogares y la información personal a salvo.

Red wifi

Normalmente en cada hogar existen varios dispositivos en los que se guarda información importante: información personal, datos bancarios, etc..

Todos ellos se suelen conectar a la red wifi para realizar operaciones o simplemente consultar información en internet. Por lo tanto, uno de los puntos a mejorar en la seguridad de la información es el acceso a la red Wifi. Para ello lo primero que se debe comprobar es que el router tenga Wifi Protect Acces (WPA2) y una modo de autenticación fuerte, es decir, hay que olvidarse de las contraseñas más obvias como 1234, el nombre de la red o nombre del usuario y protegerse de una manera más segura.

Seguridad móvil

Los smartphones frecuentemente se usan para controlar de forma remota la calefacción o las luces de la casa con aplicaciones que se obtienen de manera gratuita descargándolas desde los propios terminales. Pero esta ventaja y comodidad supone asumir algunos riesgos.

En el caso de pérdida o robo del teléfono, los hackers pueden eludir la protección de contraseña y a partir del terminal acceder a la red wifi de la casa. En este caso se debe  cambiar inmediatamente la contraseña de dicha red para poner un nuevo obstáculo a la intrusión en la vivienda  por esa vía.

Por otra parte, se debe tener cuidado con las aplicaciones que se descarguen en los teléfonos y computadoras ya que sin saberlo se puede estar descargando malware en los dispositivos u ordenadores portátiles conectados a la Wifi, poniendo en peligro todo lo que se conecte a la misma red.

Actualización de programas y aplicaciones

Hay que tener mucho cuidado con las actualizaciones de programas y aplicaciones de los móviles o pc; en la mayoría de las ocasiones, es más seguro mantener una versión estable en cuanto a seguridad, que no descargarse la última característica añadida que tanto gusta. Ya que de esta manera, al ser una nueva versión, es más factible que sea hayan abierto errores o puntos débiles, que, como ocurre frecuentemente, se van arreglando con parches a posteriori.

Por lo tanto, hay que tratar de mantener actualizadas las versiones del software instalado siempre que sea una versión estable para no olvidarse de mantener las barreras de seguridad en este aspecto.

Compartir información en la red

En numerosas ocasiones son las propias empresas de tecnología las que a la hora de instalar por ejemplo sistemas de domótica, accidentalmente dejan de manera pública un acceso a los hogares donde se han instalado dichos sistemas.

Ocurre, que empresas de instalación de estos mecanismos, han compartido sin saberlo los nombres de los dispositivos instalados en un motor de búsqueda. Por lo que se pueden encontrar enlaces directos en línea para acceder a los sistemas instalados en los hogares sin usuario y contraseña que lo protejan.

Es recomendable, siempre que se vayan a instalar este tipo de sistemas, asegurarse de que cualquier información acerca del sistema domótico que es accesible a través de internet, no esté publicada y compartida en los motores de búsqueda. De no ser así, se estaría dando la posibilidad de que alguien pudiera identificar la ubicación o la automatización de la tecnología de una casa inteligente.

Normas
Entra en EL PAÍS