Aunque en el interior del dispositivo se incluyen muchos tornillos
Nexus 6 abierto

Buenas noticias para el Nexus 6: arreglarlo es bastante sencillo

Desde hace un tiempo se viene otorgando una puntuación a los dispositivos móviles a la hora de valorar lo sencillo que resulta el poder manipularlos al acceder a su hardware y, por lo tanto se establece un baremo de lo fácil o difícil que es arreglarlo. Pue bien, le ha tocado el turno al Nexus 6 y los resultados son bastante convincentes.

El caso es que según la web iFixit, que son los que establecen estas puntuaciones y que además siempre ponen un paso a paso gráfico de cómo ha sido el proceso de desmontaje, el Nexus 6 consigue un siete sobre diez, por lo que queda por delante de modelos tan conocidos y reputados como por ejemplo el Samsung Galaxy S5 o el OnePlus One (y su pantalla casi pegada a la carcasa que es muy complicada de manipular).

Por lo tanto, se puede decir que el nuevo dispositivo de Google no es muy complicado de arreglar. Esto, evidentemente, afecta directamente en lo que se refiere a posibles envíos al servicio técnico para solventar problemas, ya que por un lado se imputa en el precio que no ofrezca grandes dificultades y, además, también hace que el tiempo que se emplea no sea muy largo. Sea como fuere, buenas noticias al fin y al cabo.

Algunos detalles curiosos sobre el desmontaje del Nexus 6

Pues la verdad es que al “abrir” el dispositivo hay algunos detalles que son interesantes de comentar. Por ejemplo, la cantidad de tornillos es sorprendentemente alta, lo que por un lado es positivo ya que asegura la firmeza donde otros fabricantes han incluido pegamento, pero que hace algo tedioso el proceso. Además, hay curiosidades a mencionar, como por ejemplo que la memoria RAM es de Hynix y la que permite almacenar en el interior del Nexus 6 datos de SanDisk. Evidentemente, se confirma que el procesador es un Snapdragon 805.

También hay que comentar que muchos de los componentes están soldados a la placa del terminal, como por ejemplo el lector de tarjetas SIM o el conector del puerto USB, pero sorprendentemente la batería es sencilla de cambiar a poco que se sea un algo mañoso. Finalmente, hay un detalle a tener en cuenta y es que la pantalla es uno de los elementos que pueden resultar más caros cambiar, ya que la capa digitalizadora está fundida con el propio panel, por lo que es necesario cambiar ambos componentes llegado el caso. De todas formas, parece que Motorola ha realizado un buen trabajo a la hora de crear el Nexus 6 y que no le cueste cambiar componentes llegado el momento.

Normas
Entra en El País para participar