Estarás totalmente seguro si se cumplen siete condiciones básicas
Compras online

Aprende a identificar si una tienda online es de total confianza

Se aproximan las navidades y, por extensión una buena cantidad de compras que son habituales en estas fechas. Cada vez más estas se hacen utilizando los servicios de tiendas online, ya que ofrecen una gran comodidad, pues no es necesario salir de casa, y también unos precios de lo más interesantes si se comparan con los negocios tradicionales.

Eso sí, hay algo que es vital al utilizar Internet para hacer las compras: la seguridad. Esta es una de las grandes preocupaciones de los usuarios y, por lo tanto, detectar si una tienda lo es se convierte en esencial. Para conocer si el lugar que has elegido cumple con todos los requisitos necesarios, proporcionados por Mercado Actual, para no tener problema alguno al comprar en él, te indicamos siete condiciones que siempre deben incluir las páginas correspondientes.

Información clara de todos sus productos: para estar seguro de lo que se compra se debe exigir que, además de una imagen identificativa (si son varias mejor que mejor), se incluya información clara de lo que se va a comprar. En ella, opciones como las medidas, el peso, los colores y demás especificaciones deben estar siempre reflejados, de esta forma nunca el comprador se sentirá engañado.

La web debe ser segura al incluir cifrado de datos: esto es esencial, ya que si se cumple (lo que se puede comprobar por diferentes iconos, como por ejemplo el de un candado cerrado en la barra de direcciones del navegador, y mensajes en la propia página), la inflación de los pagos no correrá el peligro que sea interceptada. El comprar en un entorno que ofrezca la mayor seguridad es clave en las compras online.

Teléfono de contacto siempre disponible: la razón para que esto sea así es el poder contactar con la tienda en caso de ser necesario para así resolver cualquier tipo de duda. En caso de no disponer de este, al menos se tiene que poder hablar con el negocio mediante el uso de un chat. Y, en ambos casos, las opciones ofrecidas deben estar muy visibles.

Diferentes métodos de pago aceptados: aparte de las habituales transferencias bancarias y uso de tarjetas, se debe revisar que las opciones online más utilizadas y seguras están presentes, como por ejemplo PayPal. El caso es poder elegir entre una amplia cantidad de posibilidades para que el comprador siempre encuentre la que más le conviene. Aparte, al indicar los métodos de pago también se debe poder leer los protocolos de devolución.

Completa información de los envíos: esto también es un elemento clave, ya que siempre se debe poder elegir el método de envío que se necesite y, también, conocer el coste que conlleva. Además, los tiempos de entrega deben estar siempre visibles para que el comprador pueda conocer cuándo tendrá su producto en casa.

Diseño que demuestre un mantenimiento habitual: esto es algo muy de percepción, ya que las páginas que no son actualizadas de forma constante dan sensación de abandono y poco trabajo. El ser un lugar con “solera” estética no es algo bueno en Internet, ya que hablamos de estar siempre al día. Si no es atractiva la interfaz de compra, además se pueden tener problemas para localizar lo que se busca.

Foros de opinión: esta no es una condición eliminatoria, pero siempre es de agradecer que se permita a los compradores opinar sobre la experiencia que han tenido al adquirir productos en la página en cuestión. Si el trabajo es bueno, así serán los partes y, por lo tanto, se anima a la compra. En el caso de que prevalezca la negatividad… pues eso, no irías a comer a un sitio donde dicen que la comida está caducada, ¿verdad?

Normas