Un nuevo tipo de memoria de almacenamiento permitirá mejorar el rendimiento
El Samsung Galaxy S6 contará con un rendimiento muy superior Ampliar foto

El Samsung Galaxy S6 contará con un rendimiento muy superior

El Samsung Galaxy S6 promete ser el “ave “fénix” de la compañía surcoreana y como tal ya se han comenzado a filtrar distintos detalles interesantes que prometen ser cruciales para conseguir el mejor smartphone del mercado. Tras ver como el denominado Project Zero contaría con una pantalla curvada en sus dos laterales y resolución 2K, en esta ocasión la información que ha aparecido está relacionada con la memoria de almacenamiento del terminal, y es que se ha conocido que Samsung estaría dispuesta a utilizar una nueva tecnología para este componente consiguiendo aumentar el rendimiento de una forma notable.

Esta nueva tecnología bautizada como UFS (Universal Flash Storage) es la evolución directa de las memorias tipo NAND que se utilizan actualmente en gran cantidad de dispositivos electrónicos móviles en combinación con los discos duros de estado sólido, también conocidos como SSD, que son utilizados sobre todo en los ordenadores de última generación. Ahora bien, tras esta retahíla de siglas, ¿en qué nos ayudaría esta tecnología?

Si finalmente el Samsung Galaxy S6 contara con este tipo de memoria UFS se podrían alcanzar velocidades de transferencia de información de hasta 1,2 GB por segundo, 3 veces más que las memorias eMMC actuales. Por esta razón, cualquier tipo de proceso del sistema operativo, la ejecución de una aplicación o la propia transferencia de archivos entre terminales serían mucho más veloces, algo notable también gracias al supuesto procesador de gran potencia que acompañaría al próximo buque insignia de la compañía.

Tal y como leemos en Etnews, Otra de las grandes ventajas de las memorias UFS será el mínimo consumo energético, algo que incidiría directamente en la autonomía que ofrecería el nuevo dispositivo de la serie Galaxy. De esta forma, podríamos conseguir no tener que recargar la batería en más de dos días, mejorando aún más lo que ofrece el actual Galaxy S5 (el modo ahorro permite disfrutar durante varios días del terminal sin necesidad de enchufarlo a la corriente).

Como se puede observar, el cambio de la memoria de almacenamiento no solo repercutiría en un mayor espacio para guardar nuestros documentos y archivos personales, sino también en el rendimiento general. Esto, unido a la última versión de Android, asegura un smartphone de gran calidad y sobre todo potente.

Normas
Entra en El País para participar