La clave de este accesorio es que utiliza el grafeno en su interior
Zap&Go

¿Es posible cargar un teléfono en cinco minutos? Sí con la batería Zap&Go

Uno de los apartados que menos está evolucionando en el mercado de los dispositivos móviles, como por ejemplo teléfono y tablets, es el de las baterías que utilizan. Estas no han variado mucho en líneas generales, y por el momento la tecnología que se usa es muy parecida a la de hace tres o cuatro años. Pues bien, el grafeno es uno de los materiales que pueden cambiar esto y, un ejemplo de lo que es capaz en este apartado, es el accesorio Zap&Go.

Este dispositivo es una batería externa (que también se conocen como power bank y en su utilización no difiere mucho de los modelos que ahora mismo hay en el mercado ya que su función es almacenar energía para recurrir a ella cuando sea necesario utilizando un cable USB para ello (por lo que su compatibilidad es máxima, ya que es posible usarla tanto en terminales con iOS como con Android).

La capacidad de carga que ofrece Zap&Go es de 1.500 mAh, que en muchos casos no completa la recarga entera de modelos que hay en el mercado, como por ejemplo el Samsung Galaxy S5 (aunque sí de un iPhone 5), pero sí que se puede considerar un “salvavidas” interesante para un momento en el que te quedas sin batería. Pero, lo interesante de este producto no es esto, sino la velocidad que ofrece al realizar su trabajo, donde es el mejor que se ha visto hasta la fecha sin ningún género de dudas ya que en 5 minutos se puede transferir toda la energía. Sin duda, es impresionante.

La razón para esta velocidad de transferencia

Pues esta es el uso del grafeno en la construcción de sistema interno en el que se mantiene la carga de Zap&Go, ya que este material sustituye al aluminio que se utiliza habitualmente en los modelos que usan litio, que son básicamente todos los actuales. Al ser el grafeno un conductor mucho mejor, hace que el proceso de recarga sea sorprendentemente rápido.

Pero, además, el componente fundamental de las baterías externas, el capacitador, también es mucho menos grande y más ligero debido al uso del grafeno, por lo que no es de extrañar que este producto apenas pese 453 gramos, por lo que evidentemente su portabilidad es excelente (y como su forma es cilíndrica, llevarlo guardado no es un problema).

La llegada al mercado de Zap&Go se producirá a mediados del año 2015, ya que su campaña de financiación ya ha finalizado con éxito en Indiegogo. Quedan todavía unidades para comprar, aunque las que tienen descuentos se han acabado –y de forma muy rápida-, por lo que ahora mismo la inversión a realizar se sitúa en los 99 dólares (unos 80 euros).

Normas
Entra en El País para participar