La empresa de videojuegos se pasa a la domótica y la salud
Nintendo presenta el QoL Sensor, su primer monitor del sueño

Nintendo presenta el QoL Sensor, su primer monitor del sueño

Cuando se dice Nintendo, muchos recuerdan la figura de Super Mario o las incontables horas a los mandos de una Game Boy. Con un trimestre en el que han vuelto las alegrías para la empresa de Kyoto, su CEO Satoru Iwata ha presentado lo que no sólo será un nuevo producto, sino un nuevo mercado para la compañía, la domótica y la salud.

Y es que lo anunciado ante los inversores por Iwata dista poco de ser el próximo superventas para su consola Wii U o para la Nintendo 3DS, entra dentro de la serie de productos Quality of Life que anunció a comienzos de año y que muchos han visto su germen en el Wii Vitality Sensor, el accesorio para la Wii que presentó la compañía en el año 2009 consistente en un sensor de ritmo cardíaco y que parecía que había sido abandonado por la compañía.

El QOL Sensor que anuncia ahora Nintendo no se relaciona, en ninguna manera, con sus videoconsolas o videojuegos. Es un elemento independiente que ni siquiera hay que llevarlo puesto o conectado con algún wearable. En palabras del propio Iwata "es un sensor de radiofrecuencia sin contacto que medirá cosas como el movimiento del cuerpo, la respiración y el ritmo cardíaco sin tocar al usuario". Esta información que recoja el QOL Sensor será transmitida a unos servidores online donde serán analizados y enviados de vuelta al usuario en forma de gráficos e información útil sobre sus ciclos de descanso.

Iwata, que por otra parte no ha mostrado cómo será el dispositivo sino una serie de esquemas, afirma que este producto ayudará a que la gente entienda mejor que debe mejorar la calidad del sueño, para lo que el QOL Sensor ofrecerá consejos como un cambio de dieta o ejercicios a realizar. Concluye el CEO de la compañía nipona que es una tecnología nunca vista hasta ahora y el inicio de una nueva aventura para la compañía.

Parece que llegan tiempos optimistas para Nintendo tras un periplo en la nueva generación que se le había atragantado con Wii U. La compañía japonesa ha anunciado que obtuvo en el último semestre fiscal finalizado en el mes de septiembre un beneficio neto de 104 millones de euros.No obstante, a pesar del beneficio, la empresa todavía registra pérdidas operativas de 1,5 millones de euros ya que sus gastos siguen siendo aún elevados.

"Renovarse o morir" decía el refrán y parece que en la sede de la gran N en Kyoto se han puesto manos a la obra.

Normas
Entra en El País para participar