El Cray Xc40 está siendo instalado en Reino Undo
Crean un ordenador capaz de predecir si lloverá calle por calle

Crean un ordenador capaz de predecir si lloverá calle por calle

Reino Unido, donde la predicción metereológica es un tema de vital importancia para sus habitantes, no ya por lo que llueve sino, precisamente, para saber cuando no lo hará, se pone a la cabeza de esta ciencia con el ordenador Cray XC40, el primer supercomputador capaz de predecir la climatología de las islas británicas con una precisión nunca vista.

En concreto, es capaz de dar una previsión exacta con un rango de 300 metros, lo que supone que conocerá si, es que esto es posible, si la lluvia pasará por unas calles y no por otras en una ciudad.LA máquina está formada por nada menos que por 480.000 procesadores que, en conjunto, son capaces de llevar a cabo 16.000 billones de operaciones por segundo. Por ponerlo en perspectiva, su memoria será 120.000 veces más potente que la del smartphone más avanzado del mercado.

Su instalación ya está en marcha y se espera que entre en servicio a comienzos de 2015, aunque no ofrecería un rendimiento completo hasta bien entrado 2017. Y es que no estamos hablando de un "pc de sobremesa", el equipo en su conjunto pesa cerca de 154 toneladas y ocupa un espacio, como se puede suponer, acorde a estas.

Pese a que podría facilitar la vida de los habitantes en Reino Unido, este supercomputador se va a destinar a otro uso principal y es el de mejorar el tráfico aéreo en los principales aeropuertos donde no es la lluvia la que supone el mayor problema sino la niebla a la que se tienen que enfrentar en buena parte del año en los momentos más delicados para los aviones, el despegue y el aterrizaje.

El coste total de Cray XC40 ha sido de 97 millones de libras, aproximadamente unos 150 millones de euros, pero las autoridades británicas esperan que los beneficios que se pueden obtener a largo plazo de este nuevo invento compensen con creces la inversión ya que, además, será utilizado para la investigación científica del clima inglés con el fin de crear modelos metereológicos que ayuden a comprender mejor el "tiempo británico".

Normas