Su puesta a la venta no tiene día confirmado
El Apple Watch llegaría con unidades limitadas por retrasos en su producción

El Apple Watch llegaría con unidades limitadas por retrasos en su producción

La producción del Apple Watch no se iniciará este año y parece que se retrasará hasta 2015. Nuevas fuentes señalan ese cambio en los planes originales, que apuntaban al inicio de la producción para finales de este año. El retraso en los trabajos de fabricación podría tener consecuencias directas en la distribución de las primeras unidades.

El pasado 9 de septiembre se confirmaba la entrada de Apple en el mercado de equipos 'wearables'. La compañía mostraba su primer reloj inteligente, el Apple Watch, que está llamado a competir con dispositivos Android Wear y a ser un complemento perfecto para los iPhone. Con un diseño cuidado y disponible en distintos modelos, el Apple Watch se presentó de cara a su estreno comercial en 2015.

En los próximos meses Apple debe cerrar el diseño del reloj, que todavía no sería el definitivo según distintas evidencias. Además, la compañía buscaría dar tiempo a los desarrolladores para ir generando contenido para el reloj y que así en su lanzamiento ya sea un producto interesante y con posibilidades.

De esta manera, se esperaba que Apple tardase algunos meses en comenzar el proceso de producción de Watch. Se apuntaba a finales de año como plazo para el inicio de los trabajos, pero parece que no será así. Desde GforGames citan a analistas expertos de Rosenblatt Securities para asegurar que la producción del Apple Watch se retrasará.

Según los nuevos datos, el reloj inteligente de Apple no se comenzaría a fabricar hasta finales de 2015. El dispositivo mantendría sus plazos de llegada, establecidos en torno al primer trimestre del año, pero su producción contaría con menos tiempo de cara a ese estreno.

Motivos y consecuencias

Los motivos del retraso en la producción pueden ser varios. El primero de ellos es que Apple buscaría más tiempo para perfeccionar los distintos modelos de su reloj y conseguir que el producto responda a las expectativas. El lanzamiento de iOS 8, por ejemplo, ha estado rodeado de polémica por distintos problemas y Apple buscaría que con Watch no haya margen para los fallos.

El segundo motivo estaría relacionado con la cadena de producción, que necesitaría más tiempo para establecerse. Esa necesidad haría que Apple retrase la producción hasta confirmar que se está en posición de fabricar el dispositivo con los materiales y características fijadas. En este sentido, la compañía está haciendo frente a la producción de iPhone 6, que tienen una alta demanda, y a la de los nuevos iPad, de manera que necesita organizar la creación de otros dispositivos.

El tercer motivo sería un posible retraso en el lanzamiento comercial del reloj. Samsung y LG ya se están movimiento para tener preparadas respuestas al Apple Watch y ello podría motivar que la compañía de Cupertino opte por cambiar sus plazos.

Vistos estos posibles motivos, lo que parece claro es que el retraso en la producción tendrá consecuencias. La más destacada es una esperada escasez de unidades de Apple Watch en su estreno. Se estima que habrá aproximadamente 15 millones de unidades de Watch para todos los mercados. Si la demanda es superior, podría haber dificultades para conseguir una unidad del dispositivo en su estreno. De la misma manera, habrá que ver si todas los modelos de Watch llegarán al estreno o si habrá problemas en ese sentido.

Normas
Entra en El País para participar