No destacaría por lo tanto frente a otros smartwatch del mercado
Apple Watch

El Apple Watch se tendrá que cargar una vez al día

Uno de los males endémicos que por el momento afectan a los smartwatch es que su autonomía no es todo lo larga que los usuarios desearían. Algunos de ellos no permiten el uso de más de un día sin tener que recargarlo y, en el mejor de los casos, llegar a los cuatro es algo que se puede considerar como todo un logro. Pues bien, parece que el Apple Watch no va a ser el modelo que solucione esto.

Hasta la fecha, los modelos que mejor se han comportado a la hora de “aguantar” sin realizar recarga alguna son los Samsung Gear 2 y Pebble –aunque este utiliza una pantalla de tinta electrónica y, por lo tanto, juega en “otra liga”-, que alcanzan sin problemas los dos o cuatro días, respectivamente. Pues bien según una información que se ha conocido gracias a Re/Code de la mano de Natalie Kerris de la propia Apple, el nuevo accesorio wearable de la compañía de Cupertino en el mejor de los casos permitiría un día de uso (por lo que lo habitual será recargarlo por las noches).

La verdad es que hay muchos modelos que no ofrecen un buen ajuste de componente a la hora de no consumir mucha energía, un ejemplo es que el Motorola Moto 360, de pantalla redonda, también ofrece unos resultados que no son precisamente buenos en lo referente a la autonomía, ya que no supera tampoco el día de uso continuado y, eso, que no es que incluya el hardware más potente que se puede encontrar en el segmento de los smartwatch.

Algo debe cambiar en este apartado

Lo cierto es que la autonomía es la gran asignatura pendiente de los relojes inteligentes, ya que la inclusión de pantallas a color que les hacen más atractivos, tiene el inconveniente de consumir mucha energía, lo que es un hándicap debido a la poca carga de las baterías que incluyen lo que se debe a las reducidas dimensiones que tienen (entre 300 y 400 mAh es lo habitual). Por lo tanto, no es un desastre esto para el Apple Watch y, además, no se debe olvidar que el proceso de recarga es diferencial: combina la tecnología MagSafe y la carga inductiva. Pero si se confirma lo que estamos indicando, la compañía de Cupertino podría haber dejado pasar una gran oportunidad para conseguir diferenciarse del resto.

Lo cierto es que en la misma información se ha indicado que esto podría cambiar cuando el Apple Watch se ponga en el mercado –la verdad es que en su presentación no se indicó nada de su potencial autonomía-, algo que ocurrirá a principios del año 2015, ya que se está trabajando en algunas modificaciones para que esto sea así (en especial de software). Pero, por lo que parece, este reloj inteligente no cambiará la tendencia que en estos momentos es generalizada en la inmensa mayoría de los smartwatch con pantalla de color: un tiempo sin recargar muy corto y, por lo tanto, la “obligación” de tener que recargar a diario.

Normas