Comparamos las especificaciones de estos dos nuevos relojes
Samsung Gear S y LG G Watch R son oficiales, descubre todos sus detalles

Samsung Gear S y LG G Watch R son oficiales, descubre todos sus detalles

Samsung y LG no han esperado a la feria IFA de Berlín que arranca la próxima semana y han decidido adelantar la llegada de sus nuevos relojes inteligentes. Se trata de los modelos Samsung Gear S y LG G Watch R, que llegan con importantes novedades para competir en el mercado de 'wearables'.

Era un secreto a voces que Samsung y LG se preparaban para presentar nuevos relojes inteligentes. Ambas compañías habían adelantado algunos indicios que apuntaban directamente a ese objetivo. LG incluso había publicado un vídeo en el que dejaba claro que su gran apuesta sería un reloj con pantalla circular, que se adelantaría así al esperado Motorola Moto 360.

Las previsiones se han cumplido, aunque antes de tiempo. Ambas compañías tienen fecha para presentar novedades en la feria IFA, que se desarrolla la próxima semana en Berlín. Sin embargo, parece que su estrategia ha sido la misma y ambas han decidido adelantar el estreno de sus nuevos relojes, lo que puede significar que darán más protagonismo a equipos como el Galaxy Note 4 durante sus presentaciones.

De esta forma, el Samsung Galaxy Gear S y el LG G Watch R ya son oficiales. Se trata de dos relojes inteligentes llamados a competir, que se presentan con importantes especificaciones para ser la referencia del mercado. Pese a ser equipos de la misma naturaleza, lo cierto es que hay diferencias importantes entre estos dos dispositivos.

El diseño es el primer punto de divergencia de estos dos equipos. Samsung ha optado por una pantalla rectangular para el Gear S, pero ha introducido un diseño curvado que hace que su nuevo reloj sea similar a su línea de pulseras inteligentes. La pantalla del Samsung Gear S llama la atención por ese acabado curvado en sus extremos y su tamaño es de 2 pulgadas. Su tecnología es Super AMOLED y su resolución llega a los 360 por 480 píxeles.

En el caso del LG G Watch R el diseño es totalmente distinto. LG se ha decantado por una forma circular, en la línea de los relojes tradicionales. Se trata de una estética muy parecida a la del Motorola Moto 360, que hasta ahora era el único reloj inteligente que había apostado por una forma circular. La pantalla del LG G Watch R es de 1,3 pulgadas, con tecnología P-OLED y una resolución de 320 por 320 píxeles. De esta manera, el Samsung Gear S llega con mayor resolución y el modelo de LG con un diseño más cercano a lo habitual en los relojes.

Grandes diferencias

Más allá de esas notables diferencias en cuanto a diseño, estos dos dispositivos presentan dos grandes diferencias. Pese a que ambos son relojes inteligentes, lo cierto es que Samsung y LG han optado por algunas características distintas que marcarán en buena parte el futuro de ambos dispositivos.

La primera gran diferencia es que el Samsung Gear S es el primer reloj inteligente con posibilidades de conexión 3G. De esta forma, el dispositivo de Samsung gana autonomía y ya no requiere de su conexión con smartphones para aprovechar todo su potencial. Se trata de una característica que se había rumoreado y que finalmente Samsung ha decidido integrar en este reloj.

La segunda gran diferencia entre ambos equipos es su sitema operativo. LG ha optado por Android Wear para su G Watch R. El sistema operativo de Google para 'wearables' se anunció en Google I/O y será el utilizado por equipos como el Moto 360. La ventaja de Android Wear, más allá de sus posibilidades básicas, es que se espera que cuente con un gran catálogo de aplicaciones.

En el caso del Samsung Gear S el sistema operativo es Tizen. Samsung ya ha utilizado este sistema alternativo en otros relojes inteligentes. Aunque el último modelo que la compañía presentó tenía Android Wear, con este movimiento Samsung deja claro que sigue confiando en Tizen. La experiencia de la compañía con este sistema habría facilitado el desarrollo del Gear S y habrá que esperar para ver si consigue imponerse en posibilidades a Android Wear.

Especificaciones técnicas similares

Vistas esas grandes diferencias, lo cierto es que en el resto de las especificaciones hay cierta igualdad. En lo que a procesador se refiere, el Samsung Gear S cuenta con un modelo de doble núcleo a 1 Ghz, mientras que el LG G Watch R destaca por contar con un modelo Qualcomm Snapdragon 400 a 1,2 Ghz. Ambos procesadores están acompañados con una memoria RAM de 512 MB y una capacidad de almacenamiento de 4 GB, de manera que la igualdad es máxima.

Siguiendo con especificaciones técnicas, ambos dispositivos cuentan con IP67, que garantiza resistencia al agua y al polvo, además de con sensores enfocados a facilitar la monitorización de las actividades de los usuarios. Además, cada uno de estos dos relojes incorpora las herramientas básicas de sus compañías, como S Voice en el caso del Samsung o servicios específicos de LG en el caso del G Watch R.

En lo que a la batería se refiere, sí hay cierta diferencia, aunque es difícil saber la autonomía dado que se trata de equipos con sistema operativo diferente. En el caso del Samsung Gear S, la batería es de 300 mAh, con una autonomía de 2 días según la propia Samsung. El LG G Watch R presenta mejores prestaciones en este sentido sobre el papel, ya que el modelo de batería que integra es de 410 mAh.

Vistas todas estas características, queda claro que ambos dispositivos están llamados a ser la vanguardia del sector de los equipos 'wearables'. El Samsung Gear S se lanzará al mercado en octubre y el LG G Watch R llegará a los usuarios de todo el mundo durante el cuarto trimestre del año, de manera que no habrá que esperar mucho para poder probar directamente el potencial de estos dos nuevos relojes inteligentes.

Normas