Pantalla de 5,5 pulgadas y procesador de cuatro núcleos
Samsung acompañaría al Galaxy Note 4 con un segundo phablet

Samsung acompañaría al Galaxy Note 4 con un segundo phablet

El Samsung Galaxy Note 4 no es el único phablet que Samsung ha estado desarrollado. Nuevos indicios apuntan a un segundo equipo con especificaciones más discretas, que podría complementar al Galaxy Note 4 en el catálogo de phablet de la compañía surcoreana.

El próximo 3 de septiembre Samsung desvelará el nuevo Galaxy Note 4. El evento se espera con interés puesto que se trata de uno de los equipos más importantes del año. Se han filtrado especificaciones técnicas y características del dispositivo, que podría no ser el único terminal de Samsung en ver la luz ese día.

Se ha comentado que la compañía podría aprovechar para mostrar el Galaxy Gear S, un nuevo reloj inteligente con posibilidades de tarjeta SIM. Pero más allá de estos dos equipos y del esperado Galaxy Alpha, parece que la compañía tiene otro phablet en la recámara que podría ver la luz pronto.

El nuevo dispositivo ha aparecido en pruebas de rendimiento de GFX benchmark y su denominación es Samsung SM-G739F. Su tamaño y sus características han motivado que se interprete como un phablet con un perfil inferior al del Galaxy Note 4, que podría estar pensado para completar el catálogo de la compañía en ese mercado, apuntando a un perfil de cliente más bajo que busca un phablet.

Especificaciones inferiores al Galaxy Note 4

Los datos de la prueba de rendimiento de GFX benchmark de los que se hace eco Phonearena confirman un phablet con menos potencial que el Galaxy Note 4. La pantalla se quedaría en las 5,5 pulgadas, con una resolución de 1.280 por 720 píxeles, más discreta que el phablet de referencia de Samsung.

Más allá de su pantalla, el equipo filtrado presentaría un procesador muy por detrás del que posiblemente integrará el Galaxy Note 4. En concreto, sería un modelo Qualcomm Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,6 Ghz. Se espera que el 3 de septiembre Samsung confirme que el Galaxy Note 4 cuenta con un Qualcomm 805, que estaría muy por encima de ese otro terminal.

En cuanto a la memoria RAM, los datos referentes al phablet recién aparecido apuntan a 1,6 GB, mientras que el Galaxy Note 4 contaría con 3 GB. Siguiendo con las diferencias, el nuevo modelo ofrecería una cámara de7 megapíxeles en su parte posterior y otra de 2 megapíxeles en su frontal, muy por detrás del modelo de 16 megapíxeles que se espera para el Galaxy Note 4.

En lo que sí coincidirían ambos dispositivos es en la versión de Android escogida. Se trataría de Android 4.4.4, en espera de que se estrene la versión final de Android L, que a buen seguro llegará a los últimos equipos de Samsung.

Por el momento no hay datos sobre la fecha de estreno del dispositivo ni su disponibilidad. Habrá que esperar para saber si se trata de un phablet de perfil más modesto con el que completar la oferta del Galaxy Note 4 y si su estreno se produce en IFA, en el mes de septiembre.

Normas