Científicos de la Universidad de Rice la llaman RAM resistiva
Diseño memoria

Los teléfonos tendrán 1 TB de memoria, y no es ciencia ficción

¿Alguna vez te has quedado sin memoria en tu smartphone? Seguro que muchos ya habéis tenido ese pequeño problema, justo en el momento más inoportuno. Lo cierto es que existen muchas alternativas al almacenamiento interno de un móvil como pueden ser las tarjetas microSD o incluso la conexión de pen drives a través de cables OTG, pero lamentablemente son algo más engorrosas que la propia memoria del teléfono, además del límite que estas imponen.

Actualmente existen tarjetas de memoria microSD con una capacidad de 256 GB con un precio relativamente barato, pero ¿y si fuéramos capaces de cuadriplicar esa memoria e incorporarla en el interior de nuestro dispositivo? Esto es lo que científicos de la Universidad de Rice están intentando conseguir en sus últimas investigaciones gracias a una RAM resistiva (RRAM) que puede ser fabricada con equipos y temperaturas convencionales, lo que la hace perfecta para los gadgets del día a día. El truco pasa por utilizar óxido de silicio poroso en cuyos poros se insertan metales como el oro o el platino almacenando hasta 9 bits por celda –las memorias flash actuales sólo almacenan 3 bits por celda-. ¿Qué significa esto? Que el chip puede contar con una capacidad de hasta 1 TB, esto es, 1.000 GB.

Amplias posibilidaes

Haciendo unas cuentas sencillas, y valorando que un smartphone actual integra de media 16 GB de memoria interna, podríamos llevar con nosotros 60 veces más archivos. Esto es, por poner un ejemplo rápido, más de 300.000 canciones en MP3 o cerca de 1.000 películas en alta calidad. Además, esta RRAM consume mucha menos energía, dura 100 veces más, se calienta menos y es relativamente fácil y barata de fabricar. Si normalmente este tipo de noticias pueden resultar “fantásticas”, en esta ocasión hablamos de algo real y que podría llegar dentro de unos años a nuestros dispositivos.

Esta tecnología es similar a la que se utiliza en los discos duros de estado sólido (SSD) que llevan en su interior los nuevos ordenadores portátiles de alta gama, conocidos también como ultrabooks. Según uno de los investigadores, ya están en contacto con un fabricante para alcanzar un acuerdo, que podría firmarse dentro de un par de semanas. Si algún día llega a aplicarse a nuestros teléfonos y tablets –algo que ya parece altamente posible-, lo cierto es que no tendríamos que volver a preocuparnos por errores de memoria baja.

Normas