Es de los mejores modelos que utilizan procesador Snapdragon 801
Xiaomi Mi4

El rendimiento del Xiaomi Mi4 supera a modelos como el LG G3

Ayer se presentó el Xiaomi Mi4, un terminal muy esperado por parte de los usuarios ya que ofrece unos componentes de gran calidad a un precio tremendamente competitivo (el modelo de 64 GB, el más caro, costará unos 300 euros. Es decir, un dispositivo de lo más recomendable en lo referente a la relación calidad/precio.

Uno de los detalles más importantes en lo referente al hardware es que el procesador es un Snapdragon 801 de Qualcomm, por lo que se iguala a lo que muchos modelos de reconocido prestigio, como por ejemplo el LG G3 o el Samsung Galaxy S5 también utilizan. Pero, además, la cantidad de RAM alcanza los 3 GB, por lo que está perfectamente equipado.

Pues bien, los primeros resultados en las pruebas de rendimiento (los conocidos benchmark o test sintéticos) que se están publicando indican que la capacidad del Xiaomi Mi4 está fuera de toda duda y se sitúa como uno de los mejores que se podrán conseguir. La puntuación que consigue se sitúa en 37.156, por lo que supera sin problemas a modelos como el LG G3 o el Sony Xperia Z2 (que alcanza los 30.482 y 33.182 respectivamente).

Pocos modelos le superan en capacidad

Pues lo cierto es que lo conocido hasta el momento permite establecer que el Xiaomi Mi4 se posiciona en la gama alta de producto por méritos propios y, además, de forma destacada. Es más, terminales tan reputados como el Samsung Galaxy S5 (36.018) y el HTC One M8 (37.009) no son capaces de superar en la prueba de rendimiento AnTuTu al modelo que llega desde China, como bien indican en GSMArena.

Eso sí, es curioso que los terminales que son capaces de plantarle cara al modelo del que estamos hablando también son fabricados en el mencionado país asiático, como por ejemplo el Oppo Find 7 (38.484) y el muy conocido OnePlus One (37.580). Por lo tanto, parece que las compañías que hasta el momento dominaban el mercado de los teléfonos móviles tienen que estar muy pendientes de lo que llega desde China, ya que no sólo ofrecen terminales económicos –que también-, sino que ofrecen una capacidad de rendimiento muy destacable. Sin duda, hay batalla pero, por el momento, cuestiones como soporte post-venta o accesorios y acabados es donde destacan los fabricantes tradicionales.

Normas