Productos como grabadoras de voz o cámaras compactas son los afectados
Samsung Galaxy K Zoom

Conoce los gadgets a los que han dejado sin futuro los smartphones

La llegada de los teléfonos actuales, denominados smartphones, ha supuesto el poder estar conectados en cualquier lugar y, por lo tanto, una mejora a la hora de relacionarse con aquellos que no se tiene al lado. Además, sus amplias opciones han hecho que se conviertan en compañeros inseparables de los usuarios.

Pero estos dispositivos tienen un lado “oscuro” al competir con otros que estaban en el mercado y que, hasta no hace mucho, eran una de las elecciones de los amantes de la tecnología y referentes en ventas. El ejemplo más claro son las cámaras digitales compactas, que poco a poco han reducido su presencia para ser, ahora mismo, casi testimonial. La razón no es otra que la mejora de los sensores que se integran en los smartphones que, para hacer tomas básicas, son más que suficientes (e, incluso, incluyen opciones como estabilizadores ópticos de imagen o corrección HDR). Eso sí, a las cámaras réflex, mas orientadas a los profesionales, no les afecta tanto.

Pero no es el único producto que se ha visto afectado con la llegada y uso masivo de los smartphones. Hay más “cadáveres” en el camino y, otro ejemplo, son las unidades GPS para ser utilizadas combinadas con los navegadores dedicados (que también han notado el golpe, por cierto). No hace muchos años algunos disponían de uno de estos productos para poder conducir con indicaciones giro a giro. Esto, ahora, es completamente innecesario, ya que los teléfonos ya integran todo lo necesario en su interior.

¿Y qué decir de los reproductores MP3? Estos, comunes como las “setas” hace apenas cuatro años, ahora son muy pocas las compañías que ofrecen productos de este tipo a la venta (Apple es una de ellas). Lo cierto es que los smartphones pueden utilizarse para escuchar música y, por lo tanto, ¿quién necesita ya uno? Casi nadie y, por ello, más de un niño pequeño lo tiene entre su colección de juguetes.

Otros afectados por el torbellino smartphone

Lo cierto es que son muchas las tecnologías que integra un teléfono inteligente, por lo que las ramificaciones en lo referente a productos que se han visto “fagocitados” por esto son grandes. Grabadoras de voz; relojes despertador; calculadoras; relojes de pulsera digitales; e, incluso, grabadoras de vídeo orientadas a la gama baja son ya productos que apenas se venden y, por lo tanto, se pueden considerar como “caídos en batalla”.

Y, lo cierto, es que el avance de los smartphones parece que no tiene límites y, otros dispositivos ya están “temblando” con su llegada. Un ejemplo de esto son los mandos a distancia, ya que algunos teléfonos ya comienzan a ofrecer esta funcionalidad debido a la inclusión de puerto de infrarrojos. Pero, hay más: los traductores y, también, blocs de notas tienen los días contados. Lo cierto, es que los teléfonos inteligentes son productos realmente impresionantes y, como suele suceder en la tecnología, lo nuevo que llega acaba con lo viejo y, en este caso, los afectados son muchos… y los que están por llegar.

Normas