El sensor trabajaría junto a la aplicación S Health
Así funcionaría el sensor del Galaxy Note 4 que analiza rayos ultravioleta

Así funcionaría el sensor del Galaxy Note 4 que analiza rayos ultravioleta

Samsung innovaría en materia de salud con su nuevo teléfono Galaxy Note 4, según los últimos datos revelados. En concreto, parece que la compañía introducirá un nuevo sensor que aumentará las opciones de la aplicación S Health y permitirá analizar los rayos ultravioleta para prevenir a los usuarios sobre su exposición al sol. El funcionamiento de ese sensor se ha dado a conocer y podría ser una interesante innovación.

La salud es uno de los campos en donde las distintas marcas y fabricantes del sector tecnológico están desarrollándose. Los últimos smartphones del mercado incorporan distintos sensores para monitorizar las constantes de los usuarios y asesorarles durante actividades físicas o en su día a día. Samsung es una de esas compañías que ofrece teléfonos, como el Galaxy S5, con grandes opciones para la salud. Sin embargo, la compañía quiere más e iría un paso más allá en su próximo terminal.

El Samsung Galaxy Note 4 es el siguiente terminal avanzado que Samsung está preparando. Se han filtrado sus características en varias ocasiones y se espera que el dispositivo vea la luz en septiembre, antes de la feria IFA. Mientras se confirma, los rumores y los datos en torno al phablet de Samsung no paran de sucederse y así se pueden conocer nuevas posibilidades que integraría.

Lo último entorno al Galaxy Note 4 es que integraría un sensor innovador, que estaría enfocado a aumentar las posibilidades del dispositivo en relación a la salud de los usuarios. Samsung apostaría por un sistema capaz de captar y analizar los rayos ultravioleta para dar información precisa sobre los riesgos de la exposición al sol en cada momento.

Dentro de S Health

El nuevo sensor que integraría el Galaxy Note 4 de Samsung colaboraría con la aplicación de salud S Health y ampliaría sus posibilidades y su utilidad. Según el portal Sammobile, los usuarios deberían acceder a la aplicación y colocar su teléfono con una inclinación de 60 grados, de manera que se pudiesen recoger los rayos del sol. Una vez realizado ese proceso, el teléfono sería capaz de analizar los rayos e informar a los usuarios sobre su estado.

Gracias a la aplicación S Health y a este nuevo sensor se presentaría la información clasificada en una escala, de manera que los usuarios pudiesen saber los riesgos de la exposición al sol en cada momento. Así, de 0 a 11, se daría información a los usuarios sobre los niveles de rayos ultravioleta y se buscaría prevenir posibles problemas en la piel.

Todo parece indicar que Samsung acompañará la información con consejos y recomendaciones, que permitirían a los usuarios tener mayor conocimiento de los riesgos y del peligro de su exposición al sol. Con esta herramienta se podrían evitar problemas cutáneos y enfermedades de la piel, teniendo al teléfono móvil como herramienta.

Si finalmente Samsung introduce este sensor de rayos ultravioleta en el Galaxy Note 4 la compañía innovaría, ya que sus rivales no ofrecen este tipo de servicios. Si bien es cierto que hay rumores sobre planes de Microsoft para una pulsera inteligente con capacidades similares, Samsung podría adelantarse al incluirlo en el Galaxy Note 4. Lo que está claro es que una vez más parece que la salud será protagonista en los nuevos dispositivos móviles, una tendencia que cada vez gana más peso.

Normas