Comparamos dos modelos de reducidas dimensiones que ofrecen una buena calidad
Samsung Galaxy S5 Mini vs HTC One Mini 2

Comparativa: Samsung Galaxy S5 Mini frente al HTC One Mini 2

Hoy ha sido el día en el que se ha presentado de forma oficial el Samsung Galaxy S5 Mini, de lo que ya te hemos hablado en SmartLife. El caso es que este modelo llega como una opción para los que gustan de teléfonos que no tengan pantallas muy grandes. Pero, eso sí, no está precisamente sólo en el mercado y, por ejemplo, tiene un rival con el que vamos a compararlo en este artículo: el HTC One Mini 2.

Cada uno de ellos es una evolución reducida de los terminales de gama alta de las compañías Samsung y HTC, por lo que de ellos se espera una calidad, cuando menos, solvente a la hora de funcionar. Además, heredan algunas funcionalidades que les hacen diferentes a todos los demás modelos que hay en el mercado actual.

Lo primero que vamos a comentar es la pantalla de ambos dispositivos. El nuevo Samsung Galaxy S5 Mini integra una de 4,5 pulgadas con una resolución a 720p (HD), idéntica a la del HTC One Mini 2 y por lo tanto no hay diferencias significativas en este apartado -ya que incluso la densidad de píxeles es exacta-. Eso sí, los paneles son diferentes, ya que el terminal de los coreanos utiliza uno SuperAMOLED y el de los taiwaneses Super LCD2. Un detalle final aquí: ambos teléfonos cuentan con protección Gorilla Glass 3. En definitiva, pocas diferencias se pueden encontrar para empezar.

Comienzo del distanciamiento

El inicio del distanciamiento lo encontramos en el hardware esencial de ambos modelos. Para empezar el Samsung Galaxy S5 Mini integra un procesador de cuatro núcleos a 1,4 GHz (sin que se conozca el modelo exacto, pero todo apunta a un Exynos 3470). Por su parte, el HTC One Mini 2 integra un Snapdragon 400 con el mismo número de núcleos, pero más lento ya que funciona a 1,2 GHz. Si a esto le sumamos que la RAM del primero es de 1,5 GB y que la del segundo se queda en un “giga”, lo normal es que el modelo de Samsung se muestre superior en el día a día, pero por poco, eso sí.

Otros apartados importantes a valorar son el de la batería y el almacenamiento. Del primero depende la autonomía y, teniendo en cuenta lo similares que son en el hardware como hemos indicado hasta el momento, parece que la carga de este componente es clave. EL HTC One Mini 2 tiene una de 2.110 mAh, mientras que su rival se queda en los 2.100. Es decir, pocas diferencias, pero lo cierto es que añadidos en el Samsung Galaxy S5 Mini como por ejemplo el Power Saving Mode, pueden decantar la balanza a favor de este último. Pero, eso sí, en uso normal sin utilizar software alguno, el tiempo sin recargar debe estar parejo y casi todo depende del consumo del procesador.

En cuanto al almacenamiento, de nuevo más igualdad, ya que 16 GB son lo que ofrecen ambos terminales en el apartado interno. Eso sí, el HTC One Mini 2 tiene un añadido que “golea” al Samsung Galaxy S5 Mini, ya que las tarjetas que se pueden utilizar con él alcanzan los 128 GB, mientras que el modelo de los coreanos se queda en los 64. Es decir, que aquí victoria de los taiwaneses.

Otros detalles que se deben considerar

Aquí se pueden incluir por un lado las dimensiones y peso, donde el Samsung Galaxy S5 Mini se muestra mucho más pequeño con 131,1 x 64,8 x 9,1 mm. y 130 gramos respectivamente (por 137, 4 x 65 x 10,6 y 137 del modelo de HTC). Aparte, hay que comentar que ambos modelos están bien acabados en lo referente a la conectividad, con compatibilidad 4G y, como no, con WiFi y Bluetooth 4.0.

Pero hay otras características que son muy importantes y diferenciales. Estas son los añadidos en los dispositivos que heredan de sus “hermanos mayores”. Por ejemplo hablamos de la resistencia al agua y polvo (aparte del lector de huellas y del ritmo cardiaco) del Samsung Galaxy S5 Mini y, como no, de la compatibilidad con BoomSound o el acabado de mayor calidad del HTC One Mini 2. Aquí, la verdad es que el modelo de Samsung ofrece alguna cosa más que su rival (incluso la aplicación S Health).

Para finalizar hay que decir que las cámaras del HTC One Mini 2 incluye una cámara trasera mejor (pero sin tecnología UltraPixel), ya que tiene un sensor de 13 megapíxeles por ocho de la del Samsung Galaxy S5 Mini. De esta forma, lo normal es que se debe esperar es que el terminal de HTC haga mejores fotos. Además, la frontal del dispositivo de los taiwaneses es de 5 Mpx, por 2,1 de los coreanos.

En definitiva, dos equipos igualados que ofrecen calidad, y que en algunos apartados, en especial en las funcionalidades o añadidos, el Samsung Galaxy S5 Mini queda mejor colocado. Pero no hay que dejar de comentar que en lo referente a las cámaras o la capacidad de almacenamiento el HTC One Mini 2 es superior.

Normas