Rewalk recibe la certificación de la autoridades norteamericanas
El exoesqueleto que permitirá andar a los tetrapléjicos, a punto de salir al mercado

El exoesqueleto que permitirá andar a los tetrapléjicos, a punto de salir al mercado

Aunque parece sacado de una película de ciencia ficción, es una realidad. El exoesqueleto de ReWalk Robotics, que comercializará la empresa Argo Medical está ya listo para salir a la venta. Un proyecto del que se lleva hablando ya varios años será una realidad comercial en los próximos 7meses tras recibir el visto bueno de la FDA norteamericana, el organismo encargado de controlar la venta de alimentos, medicamentos y productos sanitarios.

El médico israelí Amig Goffer es el padre de ReWalk, un producto revolucionaro que lleva desarrollando desde 1997, cuando él mismo se quedaba tetrapléjico tras un accidente. Como se pueden ver en los vídeos de la compañía, este exoesqueleto permite a las personas postradas en una silla de ruedas y sin movilidad ninguna de su cintura para abajo, volver a caminar. En 2012, aun en fase de prototipo, el producto mostraba su enorme capacidad de cambiar la vida de las personas en silla de ruedas cuando Claire Lomas, una joven tetrapléjica inglesa, acababa el maratón de Londres tras 16 días caminando con el exoesqueleto diseñado por Goffer.

 

Ciencia ficción que ya es real

El dispositivo consta de una mochila donde se encuentra el ordenador que controla el movimiento y la batería de todo el conjunto donde destacan el arnés para las piernas con los servos y motores inteligentes. El diseño final es bastante ligero, unos 22 kilos en total, y muy diferente a los primeros prototipos de formas más toscas, permitiendo una movilidad casi total en cualquier tipo de superficie. Su batería aguanta hasta una caminata continuada de 3 horas y está calculado para que dure, al menos, un día completo con un uso "normal", como el que hace cualquier persona. Los usuarios tienen también un rango de peso y altura mínimos y máximos para poder utilizarlo ( 1,60 m - 1,92 m y 100 kg)

El dispositivo tiene un coste, por otra parte, una considerable suma de 69.500 dólares, cerca de 50.000 euros, y los pacientes que lo adquieran necesitan de al menos 15 sesiones de fisioterapia y entrenamiento para aprender a controlarlo. Si bien el coste está aún al alcance de muy pocos, el CEO de ReWalk comentaba para Mashable que "están trabajando con aseguradoras y otros organismos de la industra sanitaria para acercar la compra de ReWalk al resto de pacientes".

 

 

Normas