Sensor y cámara
Kinect sin Xbox One ya tendría precio

Kinect sin Xbox One ya tendría precio

El Kinect de Xbox One se podrá comprar por separado y parece que ya tendría precio. Un directivo de Microsoft ha apuntado el precio que se está valorando para el accesorio, que según la compañía es una parte muy importante de la experiencia de su consola de última generación.

El estreno de Xbox One en el mercado ha sido un tanto complicado. La consola de Microsoft ha visto como su principal rival, PS4, ha conseguido situarse por delante en ventas. Xbox One ha quedado por detrás de PS4 y en Microsoft han llegado a reconocer el gran estreno de su rival e incluso han felicitado a Sony.

Tras ese inicio en las ventas, Microsoft decidió lanzar un pack especial de Xbox One más barato, en el que se eliminaba Kinect. El sistema de reconocimiento de voz y movimientos de Microsoft se eliminaba así de la ecuación en un intento por abaratar la consola entorno a 100 euros, de forma que su precio quedase a la altura de su gran rival.

Pese a optar por no incluir Kinect en ese pack más competitivo, desde Microsoft han destacado en varias ocasiones que el sensor es una parte clave de la experiencia de Xbox One. De hecho, se espera que la compañía comercialice por separado el accesorio pensando en aquellos usuarios de Xbox One que se hayan decidido por el pack económico que no lo incluye.

Hasta ahora el precio del sensor Kinect de Xbox One sin la consola era una incógnita, pero parece que los primeros detalles ya se conocen. Un directivo de Microsoft ha confirmado al medio Gamreactor el precio aproximado que están valorando para la venta de Kinect sin Xbox One.

Precio de Kinect

El responsable de las declaraciones ha sido el director de negocio físico de Microsoft Portugal, André Cardoso. El directivo ha situado entorno a 150 euros el precio de venta que tendrá Kinect sin Xbox One.

Por el momento la división central de Microsoft no ha confirmado la tarifa comentada por André Cardoso, que pondría un precio algo más elevado de lo esperado al dispositivo de Microsoft. Lo cierto es que la compañía daría valor así a aquellos usuarios que apuesten desde el principio por adquirir Kinect junto a Xbox One. Aunque la inversión inicial sería superior, adquirir la consola y el sensor por separado terminaría siendo más caro.

Mientras la división central de Microsoft confirma el precio y el lanzamiento de Kinect para Xbox One sin la consola, los usuarios tendrán tiempo para valorar si prefieren adquirir la consola sola o con el accesorio. Aunque Microsoft siempre incide en que la experiencia completa con su consola se consigue en combinación con Kinect, lo cierto es que Xbox One es más potente sin el accesorio. Por ello, está en manos de los usuarios decidirse por una opción u otra en función de sus prioridades, gustos y su capacidad económica.

Normas