De esta forma se consigue aprovechar mucho más el frontal del dispositivo
Logotipo de Apple

El iPhone 6 aparece comparado con el Galaxy S5 y muestra sus reducidos marcos

Nuevas señales de vida da el futuro iPhone 6 de Apple, del que cada vez se van conociendo más detalles (al menos sobre el papel). El caso es que una nueva imagen se ha filtrado en la que este dispositivo, que evidentemente sería un modelo de prueba, se ve comparado con uno de los teléfonos que ahora mismo se considera de los mejores del mercado: el Samsung Galaxy S5.

La imagen es un “robo” que ha publicado GSMArena y en este enlace se puede ver por completo y con una calidad y dimensiones bastante buenas, lo que permite ver detalles claramente. Lo primero que salta a la vista es que el iPhone 6 de la imagen sería el que tiene pantalla de 4,7 pulgadas (nada del 5,5 que parece que será de la partida) y, por lo tanto, hay una evidente diferencia de dimensiones entre ambos modelos.

Después, hay una cosa que parece bastante clara, Apple ha conseguido aprovechar mucho mejor la parte frontal del teléfono. Esto, por ejemplo, se ha logrado incluyendo una pantalla que tiene unos marcos mucho más pequeños… incluso menores de los que tiene el Galaxy S5, que es un terminal que destaca en este apartado. Eso sí, en la parte superior e inferior del panel, el aprovechamiento no es tan evidente, lo que se debería a razones técnicas (como por ejemplo la inclusión del lector de huellas en el botón Home).

Un diseño con algunas diferencias

Otros detalles que parecen claros en la imagen que se ha filtrado, es que los bordes biselados no son tan marcados en el iPhone 6, por lo que se vendrían a confirmar otras informaciones que se han publicado. Por lo tanto, parece que Apple se habría decido por “suavizar” un poco los bordes de su terminal para de esta forma conseguir una mejor ergonomía en el agarre por parte de los usuarios.

En cuanto al hardware que se espera que se incluya en el iPhone 6, al menos en el modelo con pantalla de 4,7 pulgadas, es que se cree que la resolución del panel sería de 1.704 x 960 (lo que equivaldría a una densidad de píxeles de nada menos que 416 ppp); el procesador sería un nuevo Apple A8 con sistema operativo iOS 8; y, finalmente, la cámara de este nuevo teléfono se mantendría en los 8 megapíxeles, pero con mejoras en el apartado de las lentes y, por lo tanto, en la calidad de imagen.

Normas