Lista de servicios espía
Google te espía, pero puedes evitarlo

Google te espía, pero puedes evitarlo

Google ha conseguido convertirse en la puerta de acceso a Internet para millones de usuarios. La compañía ha crecido y sus servicios son herramientas imprescindibles para la navegación de gran parte de los internautas. A través de esa posición privilegiada, Google es capaz de espiar la navegación de sus clientes, lo que se conoce como 'tracking'. A continuación detallamos los servicios de la compañía que permiten a Google conocer la actividad de los usuarios en la red y damos algunas soluciones para evitar que así sea.

El objetivo del 'tracking' o monitorización de la actividad es, sobre el papel, ofrecer servicios más personalizados y publicidad más útil a los usuarios. Sin embargo, no todo el mundo tiene confianza en esos objetivos y hay bastante recelo ante los posibles usos que Google puede dar a la información que recopila sobre cada usuario.

Esas dudas sobre la información recolectada hacen que sea importante conocer las herramientas y servicios con los que Google consigue los datos de navegación, como explican en el portal Ghacks. Al conocer de forma concreta los servicios en los que se produce, los usuarios tendrán la posibilidad de buscar alternativas en caso de que no quieran que la compañía sepa los detalles de su navegación en la red.

Los servicios de Google

Google realiza 'tracking' a través de sus servicios y plataformas más conocidos. Así, su buscador, Google Búsquedas, es una de las principales herramientas para ello. Se trata del buscador más popular del mundo y muchos usuarios incluso lo utilizan como página principal en sus navegadores. A través de los datos registrados en Google Búsquedas, la compañía es capaz de recolectar información muy importante. En concreto, el buscador ofrece a Google datos sobre los intereses de los usuarios, lo que es un activo muy valioso en el campo de la publicidad.

YouTube y otros servicios como Gmail o Google Drive también brindan a Google la oportunidad de “espiar” a los usuarios. La navegación a través de estas plataformas también aporta información muy precisa sobre gustos y deseos y son datos que de nuevo dan mucho poder a la compañía.

Siguiendo con las fuentes que utiliza Google para conocer los detalles de los usuarios, destacan Chrome y Android. Se trata de dos de los productos estrella de Google, que gozan de una gran popularidad. A través de estas herramientas, Google puede conocer aún más datos de sus clientes, completando la información sobre sus intereses.

Una mención especial merece Google+, la red social de la compañía. Se podría decir que se trata de una herramienta especialmente interesante para Google y su interés por la actividad de los usuarios. Google+ permite indagar en las formas de relación de los usuarios entre sí, estableciendo vínculos que pueden ampliar y reforzar los datos recolectados a través de otras fuentes.

A todas estas plataformas hay que añadir otros servicios que no son tan conocidos, como Google Adsense o Google DNS, que también brindan a la compañía la posibilidad de acceder y recopilar información sobre la navegación.

Evitarlo es posible

Como se puede apreciar, la lista de servicios desde los que Google puede monitorizar la actividad de los usuarios y la variedad de información a su alcance es abrumadora. Precisamente ese torrente de datos es lo que ha permitido a Google convertirse en el gigante de Internet que es en la actualidad y puede que haya usuarios que no estén conformes. En ese caso, hay algunas alternativas para conseguir eludir el control de Google.

Teniendo en cuenta que Google Búsquedas es una de las principales herramientas al alcance de Google para realizar 'tracking', utilizar un buscador alternativo es una opción. Hay distintas posibilidades y determinados servicios apuestan concretamente por no monitorizar la navegación de los usuarios. Una opción puede ser DuckDuckGo.

No utilizar los servicios de Google Apps es otra posible medida, aunque puede ser demasiado drástica. En lugar de llegar a ese extremo, una posibilidad útil es cerrar la sesión de los servicios de Google una vez que se utilizan. El objetivo es no mantener las cuentas vinculadas a toda la navegación.

Por último, también se puede evitar el seguimiento de Google con otras medidas más concretas. Por ejemplo, existen extensiones capaces de bloquear la publicidad de Google Adsense y hay DNS alternativos a los de la compañía. Con estas medidas, también se podrá sumar barreras para impedir a Google conocer los datos de navegación.

Normas