Existe la opción de que Apple lance una versión más económica
iPhone 6c

El iPhone 6c ¿es posible?

Está cantado que Apple nos quiere dar este año una alegría más. Una de las gordas, de esas potentes que tanto gustan y que hacen para reloj editorial de todos los medios del planeta y quién sabe si hasta del resto de la Galaxia. Hablamos del iPhone 6, hasta aquí parece que el guión de la gente de Cupertino está más que escrito, pero… ¿no habrá algo más?

Es una realidad que Apple lanzó al mercado, no sin mucho éxito el iPhone 5C, una versión marketinianamente descafeinada, pero realmente potente de lo que hasta entonces conocíamos como iPhone 5. Lo es también que la firma parece planear el lanzamiento de dos modelos o terminales con distintos tamaños de pantalla. Es decir, el de mayor pantalla bien podría ser el archifamoso iPhone 6, mientras que el de la pantalla de menor podría hacer la verdes de modelo “económico” y responder al nombre de iPhone 6c.

El precio es clave

Sin duda que sería una agradable sorpresa ya que en el fondo todos nos hemos quedado con el mal sabor de boca de no ver cómo se podía haber vendido ese móvil a un precio mucho más competitivo. Los especialistas en la materia fijaron en 300 euros como precio “killer” del iPhone 5c. Un escenario que nunca que se ha dado y que desde luego nos gustaría ver. Al otro lado de esta sana intención está el pensamiento de Apple, siempre pendiente de no erosionar la imagen pulcra de sus iPhone. Siempre metido en su burbuja de pensamiento donde ellos y solo ellos saben dónde, cómo y a qué precio deben venderse sus productos.

Es por ello que tomar la determinación de lanzar un iPhone 6c no es cosa baladí. Debería ser uno equipo menos potente y caro que su equipo más emblemático. Pero… ¿Cuánto? Esa es la clave. Darle un precio que le de valor, no ataque el modelo que tiene por encima y que no baje a Apple al suburbio de la gama media donde marcas con menor reputación viven día a día entre bajadas de precio dignas de la acción más volátil de La Bolsa. Además no debe tener carencias estéticas y demostrar que es un iPhone por los cuatro costados, siempre cercano a ese diseño ya histórico del binomio Jobs-Ive.

Temido por la competencia

La solución allá después del verano, cuando Apple nos convocará para decirnos o quizá dictarnos cómo será el nuevo iPhone. Al otro lado sus rivales miran con atención. Con su más y sus menos, los Samsung, Sony y demás ya saben vivir en un entorno de competencia con Apple al lado, pero no les gustaría ni un pelo luchar contra un iPhone de menor precio. Miedo y pasión, tensión y equilibrio para un móvil, el iPhone 6c, que de salir será mirado y observado por compradores, rivales y analistas tanto o más que el propio iPhone 6.

 

Normas