Llegarían para competir con Oculus Rift
Samsung ya está preparando sus propias gafas de realidad virtual

Samsung ya está preparando sus propias gafas de realidad virtual

La realidad virtual fue un apartado de la tecnología con mucho impacto a finales de los años noventa, pero que poco a poco fue perdiendo fuelle debido al poco avance que se lograba en aquella época. La llegada en el año 2012 de las gafas Oculus Rift (diseñadas por Oculus VR), ha supuesto un nuevo empujón a este segmento en el que ahora otras compañías quieren posicionarse, como por ejemplo Samsung.

Según se ha podido conocer, la compañía coreana estaría desarrollando sus propias gafas de realidad virtual para competir con las antes mencionadas y, también, con las que ya tiene Sony (denominadas Morpheus). Es decir, que parece que el lograr una inmersión total a la hora de disfrutar de contenidos vuelve a estar de “moda” en forma de gafas.

Lo cierto es que del producto en el que está trabajando Samsung no se conocen muchos detalles, pero parece ser que algunos desarrolladores ya están probando las primeras versiones de las gafas en las que se están trabajando. Una de las características que han trascendido es que estas trabajarían de forma combinada con los teléfonos de gama alta de la compañía, los Galaxy (eso sí, serían los que llegarían en la siguiente generación de producto, no los actuales).

Incluirá su propia pantalla

Algunos detalles que se han filtrado de estas gafas de Samsung (tipo VR) son que contaría con una pantalla OLED, como ocurre con las Oculus Rift, y que el sistema operativo que utilizará no será Tizen, que es el elegido por la compañía coreana para sus dispositivos wearables, como por ejemplo los smartwatch y las pulseras inteligentes. Eso sí, hay un detalle muy interesante que se debe tener en cuenta: con ellas se podrían utilizar los juegos Android, lo que sería un factor clave para sacarlas el máximo partido.

No se sabe mucho más respecto a la llegada de estas gafas de realidad virtual de Samsung, pero sí que se espera que tengan un precio más asequible del que tienen los modelos que ya están en el mercado. Y, además, parece que existiría “atadura” por la existencia de cables, ya que para evitar retardos este sería el tipo de conexión que se utilizaría.

Normas