Una manera híbrida de tener un ordenador y un tablet en el mismo equipo
Convertibles, todo en uno para la empresa

Convertibles, todo en uno para la empresa

La movilidad se ha convertido en un factor esencial para el futuro y, las empresas no son una excepción a esto. Los ordenadores convertibles son la mejor opción para adaptarse de la mejor forma posible, ya que fusionan dos realidades que tienen una gran presencia en todos los ámbitos: los portátiles y los tablets. No es de extrañar, por lo tanto, que los fabricantes ya tengan todos los modelos de este tipo en sus catálogos de producto.

Los ordenadores convertibles son equipos que, integrando pantalla y teclado como los portátiles, tienen una particularidad que les hace diferentes tanto en el apartado estético como en el de la usabilidad: el panel se puede girar de tal forma que se queda colocado para poder ser utilizado como un tablet (escondiendo para ellos las teclas). Es decir, hay que considerarlo un dos en uno.

De esta forma, y según sean las necesidades de los usuarios, se adaptan tanto para el trabajo de oficina puro y duro como para los momentos en los que la movilidad es clave. Eso sí, no ofrecen lo mismo que un tablet al uso, ya que su peso es mayor debido a la inclusión del teclado y que, además, suelen ser configuraciones Windows. Esto tiene su lado positivo, ya que al utilizar este sistema operativo es viable usar todo tipo de aplicaciones. De todas formas ya comienzan a verse futuros modelos con Android, por ejemplo.

Como hemos indicado, ya son muchas las compañías que disponen de ordenadores convertibles en su catálogo de producto. Los hay más o menos atractivos, pero siempre con gran fiabilidad y con ese componente interesante de la pantalla que se puede girar. Un claro ejemplo de lo que estamos hablando son los modelos Lenovo Yoga o los SlateBook de HP.

Evidentemente, la mayoría de los modelos que hay en el mercado ofrecen una capacidad técnica incuestionable. Aparte de existir equipos don diferentes tamaños de pantalla, todos ellos suelen incluir procesadores Intel Core, al menos 4 GB de RAM y, en lo referente a la conectividad, todas las opciones están contempladas (incluida la compatibilidad 3G). Por cierto, los paneles son táctiles para cuando se usan en “Modo Tablet”.

Lo cierto es que este tipo de ordenadores, que en el fondo es lo que son, se han convertido en una de las únicas opciones que existen que pueden competir con la llegada de los tablets al segmento profesional, como por ejemplo el Samsung Note Pro 12.2. Ciertamente son una solución muy interesante que permiten realizar todo tipo de trabajos y, por ello, el uso profesional es uno de los “targets” que los pueden encontrar ideales.

Normas
Entra en El País para participar