Una nueva manera de disfrutar de nuestra música
Música del smartphone al coche: opciones y tecnologías disponibles

Música del smartphone al coche: opciones y tecnologías disponibles

Los equipos de radio y reproducción de música han tenido una historia propia dentro de la automoción desde los origines del automóvil como tal. De la radio se pasó al casete, que dio paso a al CD. Esa evolución continúo con el CD, dando paso al formato MP3 y a las memorias USB. Estas dos últimas tecnologías sin duda que han supuesto toda una revolución en el mundo del audio no solo dentro del automóvil, sino en el mundo portátil y doméstico. Pero la evolución no se ha detenido y ha seguido en función de los gustos y necesidades de los usuarios. Actualmente hay un dispositivo que ha conseguido imponerse al resto y convertirse en imprescindible para millones de personas. Se trata del smartphone, que ha conseguido sustituir en buena parte a ordenadores, cámaras de fotos y reproductores de música. En esa misma línea, cada vez hay más usuarios que utilizan su smartphone para reproducir música, a través de servicios en streaming o con una biblioteca propia. Ante esa tendencia, se hace necesario contar con herramientas que permitan explotar la música de los smartphones en los coches.

La tecnología para conseguir ese objetivo ha evolucionado también muchísimo en los últimos años. Los fabricantes de vehículos han respondido a las demandas de los usuarios y actualmente hay grandes sistemas para sincronizar los teléfonos con los vehículos y proyectos aún más prometedores. Las opciones para escuchar la música de los teléfonos a través de los altavoces del coche van desde sistemas muy “primitivos” a auténticos portentos tecnológicos. En el campo de los sistemas primitivos encontramos los transmisores FM. Se trata de dispositivos que se suelen conectar al mechero del coche y al puerto para auriculares de los teléfonos. Los usuarios reproducen su música en el teléfono y el transmisor lo emite por FM. Solo hay que sintonizar la frecuencia para conseguir escuchar la música. La calidad de este sistema es muy pobre y no siempre funciona con garantías.

En un nivel por encima de esa opción está la posibilidad de conectar los teléfonos móviles a la radio a través de USB. Un buen número de las radios de vehículos ofrecen esta opción, que permite reproducir la música por los altavoces como si el teléfono móvil se tratase de una unidad de almacenamiento tradicional. La desventaja en este caso es la incomodidad del cable. Además, los conductores no pueden manipular los dispositivos mientras conducen, por lo que deberá ser el copiloto quien se ocupe. La siguiente posibilidad es mucho más práctica y ofrece más garantías y posibilidad. Se trata de la conexión del smartphone con el vehículo a través de tecnologías inalámbricas como bluetooth o NFC. En este caso los usuarios se olvidan de cables y pueden controlar la reproducción de forma más cómoda. Sony cuenta con un gran número de receptores y reproductores para coche con estas funciones.

Los principales fabricantes de vehículos también han optado por esta vía de comunicación entre el coche y el teléfono. Así, los vehículos actuales de marcas como Ford o Seat, por ejemplo, ofrece la posibilidad de sincronizar los teléfonos con los coches y controlarlos a través de comandos de voz. Sistemas como Ford Sync o Seat Media System son algunos ejemplos de sincronización inalámbrica. Otro ejemplo destacado es el de Volvo, que con su tecnología Sensus Conect Touch incluso permite controlar servicios como Spotify. Una mención aparte dentro de ese grupo de sistemas inteligentes merece Apple Carplay, que lleva el potencial de iOS a los coches. Los usuarios con iPhone pueden sincronizar su teléfono con los vehículos con Apple Carplay y reproducir su música entre otras opciones a través de comandos de voz, gestos o de una pantalla táctil.

Estas tecnologías son solo el principio y las grandes compañías del sector ya están trabajando para mejorar aún más la relación entre vehículos y smartphones. Recientemente se ha conocido que Microsoft trabaja en Windows in Car y es evidente que el resto de compañías seguirán su ejemplo y el de Apple.

Normas