Llegará después del verano
iPhone 6

iPhone 6, qué esperamos de él

El tamaño de pantalla es la gran asignatura pendiente

La llegada de cualquier modelo de Apple es siempre un acontecimiento y en este caso no va a ser menos. Los chicos de Apple parecen estar preparando para después del verano la enésima evolución de su iPhone. Si no falla la tradición, iPhone 6 debería ser el nombre de la nueva criatura de la factoría Apple. Como siempre los rumores e informaciones sobre lo que ofrecerá son interminables, pero parece que hay prestaciones a las que el iPhone 6 no debe faltar a la cita por una mera y sencilla cuestión de competencia y de seguir estando en la cresta de la ola.

Nuevas características

Uno de los aspectos más esperados por los seguidores de la firma es, sin duda, el aumento del tamaño de pantalla. Si hablamos de la evolución de iOS, su sistema operativo, una cámara más potente o cuando menos más inteligente y más potencia en todo lo que se refiere a hardware, podemos decir que es la receta destilada por Apple siempre que un nuevo modelo sale a escena. Ahí habrá sorpresas esperadas, pero el tamaño de la pantalla es sí o sí, mejora obligada para el iPhone 6. No podemos dejar a un lado la posible opción de que sea sumergible o cuando menos resistente al agua, una opción valorada por los consultores más exotéricos.

Centrándonos en el tema de la pantalla, decir que el modelo actual, el iPhone 5S, se quedó en las 4 pulgadas, algo que guste o no a la gente de Apple, está muy lejos de la media del mercado. Cinco pulgadas parece un tamaño casi obligado para cualquier smartphone de gama alta como el que nos ocupa. Pues bien, las informaciones que hay en la Red apuestan y mucho por dos modelos de iPhone 6, uno con una pantalla de 4,7 pulgadas y otro con una versión de más de cinco pulgadas. De no llegar a esas cotas de pantalla y quedarse, por ejemplo, en 4,5 pulgadas, Apple podría cometer una torpeza, algo que no se puede permitir.

Recordemos que si bien sus acciones caminan en la mejora sostenida y sin alteraciones cardíacas para sus inversores desde julio de 2013, siguen lejos de su máximo, aquel mítico 701 de septiembre de 2012, por lo que la subida del valor es cuasi obligada.

Sin duda que de confirmarse la noticia de un mayor tamaño de pantalla Apple daría en la diana y pondría al equipo muy en la línea de que lo que ofrecen sus rivales. Ahora bien esa propuesta comercial de dos tamaños de pantalla deberá estar bien enfocada para no caer en el error que la firma ya cometió con el iPhone 5C, un fracaso comercial en toda regla que ha dejado claro que el usuario de Apple quiere modelos premium y que no le gusta llevar en el bolsillo nada que suene a barato o económico. Esperemos pues un iPhone 6 bueno, bonito y nada barato.

Normas
Entra en El País para participar