El buscador habría pagado unos 1.000 millones de euros

Google se impone a Facebook y compra la compañía de geolocalización social Waze

La compañía israelí tiene actualmente más de 47 millones de usuarios en 110 países

Un hombre pasea delante del logotipo de Google, en Fráncfort, Alemania.
Un hombre pasea delante del logotipo de Google, en Fráncfort, Alemania.

Google confirmó este martes la compra de Waze, una de las start-ups más deseadas por algunos de los principales gigantes tecnológicos. Apple, Facebook y Google habían mostrado su interés por esta compañía israelí en diferentes periodos, pero estas dos últimas se mantenían en la puja desde hace semanas. ¿La razón? Waze es propietaria de una aplicación de mapas gratuita para dispositivos móviles iOS y Android más populares. Su diferencia frente a otros servicios de navegación es su fuerte apuesta por la comunidad, pues Waze indica las rutas a seguir en función de la información de posición y velocidad que recibe de los teléfonos del conjunto de sus usuarios.

El gigante de las búsquedas comunicó la noticia a través de su blog, y aunque no dio detalles sobre el importe de la operación, todo apunta por las informaciones que se habían filtrado en los últimos días que la compañía habría desembolsado unos 1.300 millones de dólares (1.000 millones de euros).

Waze cuenta actualmente con más de 47 millones de usuarios en 110 países. Entre sus inversores está el fabricante de chips estadounidense Qualcomm. Su aplicación disparó su popularidad el pasado año a partir del fiasco del servicio de mapas de Apple, cuando esta decidió dejar de utilizar los mapas de Google. Entonces, la propia Apple recomendó a sus usuarios utilizar Waze para mejorar la experiencia de Apple Maps.

“La compra de la empresa israelí supone que Google elimina a un rival importante, porque se hace sin duda con el competidor más interesante que tenía en el mercado, con el líder de la navegación paso a paso [la que te va dando instrucciones]”, explica Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresas.

Este experto coincide con otros analistas a la hora de apuntar que la operación podría generar dudas a las autoridades de la competencia. “Habrá complicaciones, aunque todo dependerá de cómo se estime el mercado”, continúa Dans, que recuerda que Google cuenta con ya Google Maps y Google Navigation. “Si se toma el mercado de la navegación en general, donde también operan TomTom, Navteq y otros jugadores, el problema sería menor porque ahí Google no tiene una posición de dominio. Pero, si la referencia es el mercado de GPS asociados a smartphones, la cosa cambia, porque ahí Google tiene una cuota de en torno el 90%”.

Google explicó ayer que incluirá actualizaciones de Waze en Google Maps e indicó que el equipo de desarrollo de la compañía adquirida permanecerá en Israel, ya que seguirá operando de forma independiente. “Damos la bienvenida a Waze en nuestro esfuerzo por crear un mapa del mundo comprensivo, preciso y útil”, añadió el buscador.

Para Dans, Google no era la mejor opción para Waze, aunque sí haya sido la mejor oferta económica. En su opinión, la firma israelí se sube al carro de un producto que ya está hecho “porque Google tiene mapas e información de tráfico”. Por ello, asegura que el valor estratégico de la operación era mayor para Facebook y para Apple. Con todo, Google buscará fortalecer con Wave las promociones vinculadas a la geolocalización, un negocio que se prevé crezca mucho en el futuro.

Pero, como advierte Dans, no hay que olvidar que el éxito de Waze “se basa en la buena voluntad de los usuarios, que comparten su información con el servicio, y ahora, tras la compra, habrá que ver si colaboran con la misma alegría”.

El tiempo dirá qué pasa, pero de momento Google, que tiene 50.100 millones de dólares entre tesorería e inversiones a corto, se ha llevado el gato al agua y ha tomado el control de Waze. El buscador ha comprado en lo que va de año seis compañías, sin incluir esta. Por Wavii, por ejemplo, pagó 30 millones, y por Channel Intelligence, 125 millones.

 

Normas