El IEE acusa a Gómez de "demonizar" a la banca

El empresariado carga contra el impuesto a los banqueros

El presidente del IEE, José Luis Feito, ha acusado al Gobierno de "demonizar la banca" con la propuesta de subida de impuestos sugerida desde Trabajo. Para el presidente de BBVA, Francisco González, el cambio fiscal "no es prioritario".

El presidente del Instituto de Estudios Económicos, José Luis Feito, ha tildado de "grave e irresponsable" la actitud del Gobierno al adoptar "políticas populistas antibancarias". En su opinión "demonizar a la banca es más dañino para la sociedad de lo que parece".

Este no es más que el último de los movimientos que han surgido en el seno del mundo empresarial contra la propuesta del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, de subir los impuestos a los banqueros. El presidente del BBVA, Francisco González, también ha salido al paso, al asegurar que aumentar esta tarifa impositiva "no es prioritario ni lo más importante" para salir de la crisis económica. Además, restó importancia a esta propuesta al afirmar que no es exclusiva de España, sino que también se está debatiendo en otras partes del mundo.

Por su parte, el presidente del IEE, José Luis Feito, ha aprovechado la presentación del informe semestral de coyuntura económica del organismo para advertir que las críticas sobre el sector bancario provocan una merma de la confianza en el país y dificulta todavía más su acceso al crédito. Así, ha avisado de que si estas entidades tienen dificultades crecientes para acceder a financiación en los mercados internacionales, se verán obligados a restringir más la concesión de créditos y las hipotecas, lo que, a su vez, influirá negativamente en el sector de la construcción, en el empleo y, en definitiva, en la salida de la crisis.

Para José Luis Feito, las críticas del Ejecutivo al sector han hecho más daño a la prima de riesgo que la acción de las agencias de calificación y avisó de que su eficiencia ha salvado al país de una crisis mucho más severa. Al mismo tiempo, ha aprovechado para alabar la acción de los principales bancos españoles, cuyos resultados ante los test de estrés, predijo que "serán mejores que los de la banca de cualquier otro país europeo".

Dudas sobre la legalidad

Por su parte, la Asociación Española de Banca negó ayer que sea legal elevar la fiscalidad que pagan los banqueros por el simple hecho de trabajar en este sector. Desde la AEB afirmaron que los impuestos deben ser iguales y lineales para todos los trabajadores y que el sistema fiscal actual ya establece que el IRPF depende del nivel de ingresos, de modo que los que más ganan, también pagan más por sus impuestos.

En este mismo sentido se pronunció ayer la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien considera que los impuestos deben ser iguales para todos, aunque sí admitió que vigilarán los bonus concedidos a la banca.

Las críticas desde el principal partido de la oposición no se han hecho esperar. En esta ocasión ha sido el coordinador económico del PP, Cristobal Montoro quien ha criticado la "descoordinación y la confrontación interna" que mantiene el Gobierno en este debate, al tiempo que ha mostrado su preocupación por los ataques a un sector en el que antes se veía la "salvaguarda" contra la crisis.