Reacciones a la propuesta del Gobierno

Gallardón y Barberá abanderan las críticas por los límites al endeudamiento municipal

Los alcaldes de Madrid y Valencia han abanderado hoy las críticas al Gobierno tras su anuncio de que sólo podrán endeudarse el próximo año los ayuntamientos cuya deuda no supere el 75% del gasto corriente, y han considerado que esa propuesta es "arbitraria" y "una cortina de humo".

Tras el anuncio realizado ayer por la vicepresidenta segunda del Ejecutivo, Elena Salgado, los alcaldes de numerosas ciudades han expresado hoy su opinión y se han decantado por elogiar o rechazar la medida en función, mayoritariamente, de que su ayuntamiento respectivo vaya a poder endeudarse o no.

El alcalde madrileño, cuyo ayuntamiento no podrá hacerlo, ha acusado al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de lanzar una "cortina de humo" para tapar su deuda y la de las Comunidades Autónomas, que ha explicado que representan el 95% del total frente al 5% de la de los ayuntamientos.

Ha reconocido que la "maniobra" de Zapatero ha tenido éxito a la vista de las preguntas que se le han planteado al respecto y ha considerado que "el problema de verdad es el incumplimiento del compromiso de Zapatero de aprobar un nuevo sistema de financiación de las corporaciones locales".

Ha precisado que Madrid no ha incrementado su deuda en 2010 y no tiene intención de aumentarla en 2011, por lo que no va a tomar ninguna medida para intentar cambiar la decisión del Gobierno que le impedirá suscribir nuevo endeudamiento.

Quien sí se movilizará es Rita Barberá, que ha anunciado que el ayuntamiento valenciano denunciará ante los tribunales la ley de Presupuestos del Estado de 2011 si incluye la modificación anunciada ayer por la vicepresidenta económica.

Un actuación que ha calificado de "maniobra electoral" y que, a su juicio, es "arbitraria".

"Estoy dispuesta a emprender medidas legales y recurrir donde haga falta para defender el fuero municipal y la ciudadanía española, así como el derecho de los valencianos a ser tratados en igualdad de condiciones que el resto", ha afirmado.

Elena Salgado ha rechazado esas críticas y ha explicado que el hecho de que ahora se vaya a permitir a algunos ayuntamientos que se puedan endeudar se debe a que en la actualidad existe "un pequeño margen" que no había en mayo (cuando se avanzó que ninguna corporación podría acudir al endeudamiento) porque entonces España estaba sometida a una gran presión de los mercados financieros.

Aunque se ha avanzado que ayuntamientos como los de Madrid y Valencia no podrán hacerlo, la lista concreta de los que podrán pedir créditos en 2011 no se conocerá hasta diciembre ya que, hasta entonces, los municipios tienen tiempo para amortizar créditos y cumplir los criterios.

No obstante, la vicepresidenta ha avanzado que, en principio, podrán acudir al crédito -aunque ha recordado que no es obligatorio utilizarlo- ayuntamientos como los de Santa Cruz de Tenerife, Pontevedra, Girona, Vigo, Almería, Badajoz, Guadalajara o Las Palmas, gobernados por partidos de diversos signo.

A favor de la medida se han pronunciado a lo largo de la jornada numerosos representantes municipales como los de Girona, Soria, Toledo y Palma, mientras que lo han hecho en contra otros como los de Lleida, Santander, Zaragoza y Segovia (gobernados estos dos últimos por los socialistas).