Para evitar gastos adicionales a los pasajeros

La Eurocámara pide que los países paguen el coste de los escáneres corporales

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un texto en el que exige que sean los países los que se hagan cargo de los costes de las medidas de seguridad suplementarias que se instalan en los aeropuertos y que van más allá de lo fijado por las normas europeas, caso de los polémicos escáneres corporales.

El pleno de la Eurocámara aprobó con una amplia mayoría el informe que pretende evitar gastos adicionales a los pasajeros, en quienes terminan por repercutir habitualmente los costes de los mecanismos de seguridad aeroportuaria.

Los parlamentarios consideran que las medidas de seguridad adicionales que utilizan algunos países son materia de "seguridad nacional" y, por tanto, corresponde a cada Estado su financiación.

Entre ellas figuran los escáneres corporales que algunos países comienzan a utilizar y que tienen costes muy elevados, de alrededor de 200.000 euros por unidad.

Con su informe, los eurodiputados pretenden enmendar la directiva propuesta por la Comisión Europea para que quede fijado que los costes de las "medidas más estrictas" que aquellas previstas en el reglamento comunitario deben ser "asumidos por los Estados miembros".

Los sistemas más comunes de seguridad, incluidos todos en las reglas europeas, no estarían afectados por esta consideración.

Según fuentes parlamentarias, el asunto de la financiación puede crear un conflicto entre la Eurocámara y los gobiernos, puesto que éstos no estarían dispuestos a aceptar una directiva que les imponga más gastos.

En caso de que los escáneres pasen a incluirse en la lista de métodos de seguridad europeos, los Estados miembros ya no estarían obligados a su financiación dentro de la propuesta del PE.