Bolsalia empieza mañana

El pequeño inversor tiene tres días para solucionar sus dudas sobre Bolsa

Los pequeños inversores tendrán la oportunidad de preguntar a los analistas sus principales dudas e inquietudes sobre los mercados y pedir consejo sobre cuales son las opciones de inversión más atractivas en un momento de turbulencias para los mercados bursátiles.

La cita tendrá lugar entre mañana y el sábado y será en Bolsalia, Salón de la Bolsa y otros Mercados Financieros. A lo largo de los coloquios, destacados analistas y expertos despejarán las dudas de los inversores, compartirán impresiones sobre la coyuntura financiera, debatirán las incertidumbres y retos que plantea el mercado bursátil y realizarán sus recomendaciones profesionales.

El pequeño inversor encontrará en las conferencias un foro de análisis sobre muchos de los temas de mayor interés en un año complicado para el mercado: perspectivas de la Bolsa para 2010; expectativas en el sector bancario; la inversión en oro; la planificación fiscal o los mejores fondos de inversión para invertir ahora. Entre la treintena de ponencias que se llevarán a cabo en la actual edición, destacan algunas.

Para los ahorradores que, pese a la recesión, ya tengan la vista puesta en la recuperación, ¤FPA España (delegación de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación financiera-patrimonial en nuestro país), ofrecerá una ponencia sobre la gestión de Patrimonios en la época posterior a la crisis.

Asimismo, IW Bank, la sociedad de trading on line del Grupo bancario italiano UBI, contará con la presencia de Bolsa Italiana para responder a todas las cuestiones de los apasionados del trading y las finanzas con una conferencia sobre análisis técnico. El experto, José Codina, llevará cabo la ponencia con el apoyo de la plataforma profesional de Trading "IW QuickTrade 2.0" y presentará la nueva herramienta gráfica para el análisis técnico, "IW GraphiTool PRO".

Société Générale (SGCIB) ofrecerá una conferencia sobre el buen momento de los productos cotizados, debido a su propia naturaleza: cotización en tiempo real, liquidez garantizada, transparencia derivada de sus normas de supervisión, acceso a numerosos activos de renta variable, y facilidad de contratación a través de una cuenta de valores que apenas requiere negociación