Prevé superar los 75 millones este año

Helados Royne eleva su facturación un 19,4% en 2009

La empresa de helados Royne, propiedad de la familia Ruiz-Mateos, facturó 68,2 millones de euros en 2009, lo que supone un incremento del 19,4% respecto al ejercicio precedente, según informó hoy la compañía, que prevé aumentar un 11% sus ventas este año, hasta 75,7 millones de euros.

Royne atribuyó este crecimiento a su "acertada" estrategia, que incluye la consolidación de sus gamas de helados funcionales, a la apuesta por el público infantil y a la inversión de cinco millones de euros en publicidad y marketing (un millón destinado acciones en el punto de venta, con descuentos directos al consumidor).

Además, invirtió más de seis millones de euros en nuevos medios de frío, en I+D+i para el desarrollo de nuevos productos y en la automatización de las líneas de producción existentes para mejorar la productividad, la calidad y la innovación de los productos.

Royne se constituyó en 1939 como empresa familiar especialista en la fabricación y distribución de helados. Ubicada en Leganés (Madrid), la fábrica de Royne tiene una plantilla de casi 300 empleados, un 5% más que en 2008.

La empresa cuenta con más de 100 distribuidores a nivel nacional y es propietaria de 18 delegaciones, una flota propia de 200 camiones y diversos concesionarios subcontratados. Royne fue adquirida por Nueva Rumasa en el 2007.