Destinos en el sur del continente

Iberia elige África para completar su plan de expansión internacional

Iberia descubre su plan de expansión internacional, con un crecimiento del 10% en un año, en las negociaciones de los convenios colectivos. El sur del continente africano, en especial Angola, se convierte en prioridad, junto a la multiplicación de destinos y frecuencias a Latinoamérica y la operación transoceánica desde El Prat.

Iberia elige África para completar su plan de expansión internacional
Iberia elige África para completar su plan de expansión internacional

Las grandes líneas de los planes de relanzamiento de Iberia diseñados por el nuevo presidente Antonio Vázquez pasan por aprovechar al máximo las sinergias tras la fusión con British, por abaratar los costes para los vuelos domésticos y europeos de aportación de tráficos al hub de Madrid-Barajas y, finalmente, por potenciar los tráficos transcontinentales de la aerolínea.

Estos rasgos estratégicos han quedado recogidos en el Plan Director hasta final de 2012 y han sido glosados por los directivos de la empresa en diferentes foros. Sin embargo, el aterrizaje de las diferentes apuestas sólo trasciende, y con cuentagotas, como consecuencia de las distintas propuestas que Iberia está haciendo a sus colectivos laborales de tierra y vuelo en el marco de las negociaciones laborales que, con celeridad y éxito, se están rematando en estos momentos.

Iberia ha puesto encima de la mesa de discusión con sus pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) un plan de expansión en el sur del continente africano que tiene como objetivo más inmediato iniciar una operación con aviones y personal propio en Angola.

Prevé aumentar su oferta un 10% en un año

La compañía ha analizado también los mercados de Mozambique y Costa de Marfil, aunque parece que las condiciones no están maduras todavía.

Este asalto al cono sur viene avalado por una larga trayectoria de su operación a Johanesburgo, en la República Sudafricana, destino con el que mantiene cinco vuelos a la semana desde Madrid y donde prevé situar su referencia de operaciones en la zona.

De hecho, Iberia se ha preparado para hacer un ensayo general de su desembarco utilizando como excusa el Campeonato Mundial de Fútbol que se celebra este verano distintas ciudades sudafricanas. Durante el mes que dura el evento deportivo ha programado hasta diez vuelos diarios desde Madrid, utilizando el mayor avión que tiene hoy en su flota: el Airbus 340-600.

Los directivos de la compañía negocian con sus diferentes colectivos laborales un plan de crecimiento en los vuelos de largo radio que en el plazo de un año prevé incrementar la oferta casi un 10%.

De hecho, se plantea que en los próximos tres años la flota intercontinental pase de 32 a 41 aviones. El colectivo de TCP aumentaría sus efectivos en 400 trabajadores (aunque se jubilarían 150) y los pilotos en unos 450 descontando los retiros.

Iberia ha justificado su apuesta africana, por un lado, en la mejora de las condiciones económicas de algunos países, apoyadas en la explotación de materias primas, en la consolidación de los apoyos de los proyectos solidarios, en la apuesta por el desarrollo de las infraestructuras de la zona por las multinacionales y en la de algunos Estados, en especial el chino.

Listas negras

En segundo lugar se justifica por la oportunidad que se les presenta a las aerolíneas europeas de desarrollar los tráficos crecientes en el subcontinente al haberse incluido en las listas negras de la UE a la mayor parte de las compañías aéreas de los países de la zona.

Iberia tiene una significativa tradición de vuelos a África, pero su operación ha estado muy concentrada en el norte del continente. Ahora, con motivo de la fusión con British Airways, las dos compañías se han conjurado para aprovechar al máximo las sinergias entre ambas, lo que en los destinos africanos supone, por un lado, apoyar comercialmente las rutas que ya tiene establecido el socio y, por otro, desarrollar cada una por su lado una red de nuevos destinos lo más amplia viable y consistente que sea posible.

Binter crea una filial para reforzarse en la región

La aerolínea canaria Binter Canarias ha constituido una filial, denominada Canarias Airways, para afrontar su plan de expansión en el continente africano. El proyecto de la compañía pasa por potenciar su ruta a El Aaiún, en el Sahara, la única que en estos momentos tiene activa, pero también poner en marcha vuelos a Marraquech, en Marruecos, y volver a estar operativo en Mauritania, un destino que había abandonado por problemas de seguridad. Binter Canarias también quiere iniciar los vuelos a Agadir, también en Marruecos, y a Guinea.

La flota de Binter Canarias asciende a 20 aparatos. La renovación de la flota ha sido posible gracias al esfuerzo inversor de los empresarios canarios que en 2002 compraron la aerolínea y que han destinado desde entonces 260 millones a la adquisición de nuevos aviones.

Fusión

Iberia se encuentra en pleno proceso de fusión con BA. Recientemente, el sindicato de pilotos, Sepla, ha pedido una aportación adicional de 75 millones, en pagos de 15 millones durante cinco años, para engrosar los planes de jubilación y equipararse con la plantilla de BA.