Ya ha amortizado cerca de 62.000 millones

El Tesoro afronta vencimientos de deuda por 71.396 millones hasta diciembre

El Tesoro Público tendrá que afrontar en lo que resta de año vencimientos de bonos, letras y otros productos de deuda por un importe de 71.396 millones de euros, según el calendario de compromisos pendientes entre mayo y diciembre.

No obstante, en los primeros cuatro meses de este año ya ha amortizado cerca de 62.000 millones de euros por vencimientos de productos de deuda.

En total, este año tiene que amortizar o refinanciar las cantidades que en su momento le prestaron los inversores y que llegan a 132.573 millones de euros, mientras que en 2010 tiene previsto emitir 73.100 millones en compromisos de deuda.

En este cuatrimestre, el Tesoro ya ha emitido deuda por más de 73.000 millones de euros.

Tras el máximo alcanzado en enero, con cerca de 26.000 millones de euros, en julio se produce otro pico de vencimientos con algo menos de 25.000 millones, aunque en ninguno de los meses siguientes se superan los 7.000 millones.

Para el conjunto del año, el importe se eleva así a 132.573 millones de euros.

El nerviosismo sobre un posible contagio de la crisis griega a España alcanzaba ayer de lleno a los mercados de renta variable pero sobre todo afectaba al diferencial entre el bono alemán, el más seguro de Europa, y el de otros países como Grecia, Portugal o España.

Tanto ese diferencial como los seguros de impago de deuda (CDS, por sus siglas en inglés) se disparaban hoy a máximos de los últimos años, como una prueba de la desconfianza de los inversores sobre la capacidad de España para hacer frente a sus compromisos.

El Tesoro pondrá a prueba mañana, en la subasta de bonos a cinco años, el estado de ánimo de los mercados, un nerviosismo que no todos comparten.

En la última subasta de esta denominación, celebrada el pasado 4 de marzo, el Tesoro adjudicó 4.500 millones de euros, con un interés marginal del 2,842%, por debajo del 2,854% de la anterior subasta.

Un informe de Societé General publicado hoy aclara que los mayores plazos de vencimiento de la deuda pública española -6,2 años frente a la media de 6,1 del conjunto de la zona del euro- supone que la presión es considerablemente menor para España.

El informe explica que Grecia necesitaba financiación urgente, y por eso los intereses de su deuda se han disparado, lo que dista mucho de ser el caso de España.

Asimismo, Societé Générale indica que un diferencial superior a los 100 puntos entre el bono alemán y el español está ya descontado por los mercados.

La deuda del Estado en circulación cerró 2009 con un volumen de 461.996 millones de euros, el 33,9 por ciento más que un año antes, según los datos de la Memoria de Deuda Pública del Banco de España, como consecuencia del "fuerte" crecimiento de la necesidad de endeudamiento del Estado.

Este endeudamiento se cifró en 116.288 millones, el 143,4% más, como consecuencia de las medidas de estímulo económico y financiero puestas en marcha por el Gobierno para afrontar la recesión.