Diario de a bordo

La ley absurda que salva a los bancos y dispara a las Bolsas

La tendencia bajista de medio plazo se mantiene.

En Indiana, Estados Unidos, por extraño que parezca, sigue existiendo una ley que dice que no está permitido llevarse una copa desde la barra de un bar hasta una mesa. Debe ser el camarero el que lo haga. Además, te pueden arrestar por beber de la botella, hay que echar el líquido en un vaso o una copa.

En Carolina del Norte, cualquier pareja que pase la noche en un hotel debe tener una habitación con dos camas que estén separadas al menos un metro. Hacer el amor en el espacio que separa las camas está rigurosamente prohibido.

En Pensilvania, es ilegal que más de 16 mujeres vivan juntas en una casa, porque se consideraría un prostíbulo. Sin embargo, en el caso de los hombres, el número aumenta hasta 120. En Washington, uno puede ser detenido por fingir que sus padres tienen mucho dinero, ya que hay una ley que lo prohíbe expresamente.

Los especialistas señalan que el cierre de posiciones cortas es el motor del alza

Ya vemos qué colección de leyes más absurda. Pero sobre todo curiosa la última. Ha sido clave en la semana el hecho de que a los bancos les quitaran esa norma que impedía fingir que se tenía dinero. Vamos, parecido a la ley de Washington.

El castigo era tener que declarar el valor de mercado de los activos. La verdad es que, dada la falta de liquidez, en algunos casos era ya complicado aplicarla. Pero ahora las entidades financieras están muy contentas, porque con las nuevas normas ya se podrá más o menos fingir que se tiene dinero, y los beneficios aumentarán.

Además, el G20 ha determinado otra serie de leyes futuras y otras medidas que ayudarán mucho a salvar la crisis. ¿Y con todo esto ya ha pasado lo peor en Bolsa?

Pues seguimos en las mismas, es imposible de contestar. La configuración técnica ha mejorado mucho en la semana. Empezábamos mal con esa estrella de la noche en el Euro Stoxx contado, que provocaba un par de días malos, pero inmediatamente se formó en el gráfico diario, una envolvente alcista, y se rompió el máximo de la figura de estrella, lo cual es muy alcista. A corto plazo, la tendencia es claramente alcista, y además tras la última corrección hemos conseguido un mínimo creciente.

Pero a medio plazo no tenemos nada, a pesar de la fuerte subida, que desde luego podría seguir. Las directrices bajistas siguen lejos, y en la perspectiva del gráfico diario de medio plazo las subidas no tienen una relevancia especial.

Si miramos los rebotes de la actual crisis y los de la de 1929, son muy normales los rebotes con ganancias de 25% o más en este tipo de fases, sin que se rompa la tendencia bajista. Nunca se sabe, pero de momento aún no lo ha hecho.

Otro aspecto curioso es que si miramos, como ya hicimos la semana pasada, los flujos de entrada y salida de dinero en Wall Street, vemos que los particulares no ponen dinero de manera significativa en la semana; los insiders, cantidades moderadas; y las manos fuertes están con saldo corporativo vendedor. ¿Entonces de donde sale el dinero para la subida? Pues los especialistas en liquidez, como el afamado Charles Biderman, siguen comentando que de un cierre de cortos. Desde luego, las cantidades que se habían acumulado en posiciones cortas eran tremendas.