Informe

La receta del BBVA para capear la crisis: bajar cotizaciones y subir el IVA

El servicio de estudios del BBVA ha propuesto al Gobierno una medida fiscal con la que cree que se podrían crear 280.000 empleos, y que consistiría en bajar en 3,5 puntos las cotizaciones sociales a las empresas y subir en dos puntos el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

La economía española se contraerá el 2,8% en 2009 y seguirá en recesión en 2010, año en el que caerá el 0,3%, según las últimas previsiones del Servicio de Estudios del BBVA, que también calcula que durante este ejercicio se alcanzarán los 4,1 millones de desempleados.

El segundo banco español señala que la recesión "sin precedentes" de la economía mundial ha intensificado el proceso de ajuste de la economía española más allá de lo esperado hace cuatro meses, cuando este servicio de estudios preveía un retroceso de sólo el 1% para este año.

Según el BBVA, la recesión de la economía española estará muy en línea con la de la de la zona del euro, que tendrá un descenso medio del 2,5% este año y del 0,2% el que viene.

El fuerte deterioro de la economía, no obstante, se va a ver amortiguado por tres elementos: la rebaja de los tipos de interés, la caída de los precios del crudo y de la inflación, y una política fiscal expansiva, que contribuirán a acotar la disminución del gasto y del empleo en 2009 y que irán en beneficio de la renta disponible de las familias. El BBVA advierte en cualquier caso de que la salida de la recesión será "relativamente lenta".

Más de cuatro millones de parados

Por otro lado, El BBVA calcula que este año se alcanzarán los 4,1 millones de desempleados registrados, y la cifra se elevará a 4,5 millones en 2010.

Así lo apuntó el economista jefe del banco y director de su servicio de estudios, José Luis Escrivá, para quien en una situación como la actual es necesaria una reflexión "en profundidad" sobre el mercado de trabajo, y hay que acometer cuanto antes una reforma laboral de calado.

El BBVA propone que dicha reforma incluya la creación de un "contrato indefinido único" para los nuevos puestos de trabajo, cuyos costes de despido aumenten según lo haga la antigüedad de los trabajadores, así como un "seguro de despido" como el que hay en Austria, que se vaya acumulando durante la vida laboral y revierta en el trabajador cuando empiece a cobrar la pensión.

Asmimismo, el servicio de estudios del BBVA propuso hoy al Gobierno una medida fiscal con la que cree que se podrían crear 280.000 empleos, y que consistiría en bajar en 3,5 puntos las cotizaciones sociales a las empresas y subir en dos puntos el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Según Escrivá, la medida sería "neutral" en términos de recaudación, ya que la subida del IVA compensaría la bajada de las cotizaciones, y porque no es momento de disminuir los ingresos tributarios, en un año en el que las arcas públicas podrían registrar un déficit "del 7% del PIB".

Aunque reconoció que actualmente se debaten otras alternativas como la bajada del Impuesto de Sociedades, Escrivá insistió en que la propuesta del BBVA sería "la más deseable", porque no supondría una merma de la recaudación.

Crecimiento negativo del crédito

Además, el crédito seguirá ralentizándose en 2009 y cerrará el año en tasas negativas, pese a que los tipos de interés descenderán hasta el 0,5% antes del verano y podrían caer aún más en lo que queda de año, según el BBVA.

Escrivá, precisó que en esta caída del crédito "habrá disparidades considerables". Según dijo, "en España hay sectores con un nivel altísimo de apalancamiento, que tendrán que introducir ajustes y vender activos, y otros donde el crédito seguirá siendo positivo".

Así, en el caso del crédito hipotecario, "será difícil" acabar el año en niveles positivos en 2009 por razones de demanda, aunque pasada una fase de "fricción" se irá ajustando. Por otro lado, es previsible que se mantenga el flujo de crédito en sectores no apalancados y que requieren de crédito nuevo.