Energía

Alemania, Francia y los países del Benelux crearán un mercado único de electricidad

Alemania, Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo han dado hoy el primer paso para conectar sus mercados de electricidad, con lo que comenzarán a gestionar los suministros y compras energéticas conjuntamente.

Representantes de estos cinco estados firmaron un memorándum de entendimiento para crear así el mayor mercado integrado de la energía en Europa, en un aparte del Consejo de Energía, Transportes y Telecomunicaciones que comenzó hoy en Luxemburgo.

El comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, consideró en un comunicado que la configuración de mercados regionales va en la dirección correcta para alcanzar el futuro mercado único europeo de la energía, que incrementará la seguridad de suministro y atraerá las inversiones en capacidad de generación e infraestructura.

Francia, Bélgica y Holanda ya habían conectado sus sistemas el pasado mes de febrero, con lo que ahora Alemania y Luxemburgo empezarán a disfrutar de ventajas como la convergencia de precios que ya han experimentado los primeros.

Futura ampliación del mercado

La intención es que este mercado pentalateral se asocie más adelante a las regiones nórdicas e ibéricas, que en estos momentos se dirigen, a su vez, hacia una mayor integración. Además, gracias a la conexión con Alemania, se facilitará la posible llegada de una red cada vez más amplia hasta los países bálticos.

Estos acuerdos tienen como primer resultado que los territorios aprovechen los superávit de energía que puedan darse en cada uno de los otros estados asociados. Además, supone utilizar la electricidad más barata, allá donde se genere y cuando se genere, y optimizar el uso de las redes de transmisión.

No obstante, no significa cambios significativos en las legislaciones nacionales, toda vez que seguirán existiendo mercados legalmente separados.