Incremento

La producción industrial mantiene el vigor y crece un 4,7% en julio

La producción industrial se incrementó un 4,7% anual en julio, descontado el efecto calendario. Este avance, pese a suponer una leve desaceleración, se mantiene en los niveles más altos del año gracias, en buena medida, a la inversión en bienes de equipo.

Atendiendo al destino económico de los bienes y también en tasas desestacionalizadas, los bienes de consumo avanzaron un 1,4% anual, siendo los duraderos los que sustentaron ese avance, ya que crecieron un significativo 14,2%, mientras que los no duraderos protagonizaron un leve retroceso del 0,7%, según las cifras publicadas el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, la producción de bienes de equipo mejoró un 7,4% anual, lo que la convierte en la cuarta mejor tasa del año. Los bienes intermedios crecieron un 5,8%, mientras la energía registró un incremento del 4,7%, idéntico al índice general.

Estos avances posibilitaron que la tasa media del Índice de Producción Industrial (IPI) se situara en el 3,5% durante los siete primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2005, una vez descontados los efectos de calendario.

Así, en términos desestacionalizados, la producción industrial media de bienes de consumo de enero a julio avanzó un 1,4%, que se desglosa en un incremento del 7,7% para los bienes de consumo duradero y un 0,4% para los no duraderos.

El aumento medio de la producción de bienes de equipo se sitúa en el 7,2%, mientras alcanza el 3,8% en el caso de los bienes intermedios y el 2,4% en el capítulo energético.

En la clasificación por ramas de actividad, los sectores que experimentaron las mayores subidas de enero a julio fueron las de fabricación de maquinaria y material eléctrico, con un espectacular 15,4% anual y la de elaboración de equipos e instrumentos médico-quirúrgicos, de precisión, óptica y relojería, que progresó un 11,0%.