CincoSentidos

¿Por qué acudir al "broker" si tiene agente financiero?

Por qué encargar a un broker que compre acciones del BBVA o de France Télécom cuando puede hacerlo un agente o intermediario financiero? O ¿por qué recurrir a un head-hunter para cambiar de trabajo cuando está igual de capacitado un cazatalentos?

El mundo económico y laboral se ha habituado a extranjerismos como staff, consulting, mobbing y overbooking. Los encargados de velar por el buen uso del idioma no los rechazan, pero consideran importante que su incorporación responda a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada, acomodándolos al máximo a la grafía del español.

Dudas como el empleo de voces extranjeras o neologismos encuentran respuesta en el Diccionario Panhispánico de Dudas, elaborado por las 22 Academias de la Lengua Española.

Cash flow Se emplea en economía con el sentido de magnitud contable que se obtiene de la suma de beneficios y amortizaciones y que mide la liquidez o la rentabilidad de una empresa. Sustituir por el calco flujo de caja.

Commodity Producto objeto de comercialización. Se emplea más frecuentemente el plural commodities, normalmente en referencia a las materias primas. Mercancía, artículo, bienes de consumo, productos básicos o materias primas son buenos sustitutos.

Consulting Voz inglesa que se emplea con los significados de asesoramiento técnico o profesional y empresa que proporciona este tipo de asesoramiento. Mejor emplear consultoría, para ambos sentidos, y consultora, para designar la empresa.

Dumping Adaptación gráfica de dumping, utilizado en economía como práctica de competencia desleal que consiste en vender a precios inferiores al costo para dominar el mercado.

Indexar En economía, poner en relación las variaciones (de un valor) con las de un índice de referencia. Verbo basado en el sustantivo latino índex (índice o catálogo) que se ha incorporado al español a través del inglés y el francés. Existe el verbo sinónimo indizar, derivado del sustantivo español índice, de uso menos frecuente, que no debe confundirse con indiciar (dar indicios o sospechar).

Input Elemento o bien necesario para la producción de otros bienes. El equivalente español es insumo.

Know how Anglicismo muy usado en el ámbito empresarial. Mejor recurrir a la locución española saber hacer. No debe traducirse literalmente por saber cómo.

Mobbing Hostigamiento al que de forma sistemática se ve sometida una persona en el ámbito laboral. Debe sustituirse por acoso laboral.

Output Producto resultante de un proceso de producción. Puede sustituirse por producto.

Overbooking Venta de plazas, especialmente de hotel y avión, en número superior al disponible. Sobreventa o sobrecontratación significan lo mismo.

Ranquin Adaptación gráfica propuesta para ranking, clasificación jerarquizada de personas o cosas. Su plural debe ser ránquines. Aunque por su extensión se admite el uso del anglicismo adaptado, se recomienda emplear lista, tabla clasificatoria, clasificación o escalafón.

Stock Se usa frecuentemente con el sentido de cantidad de mercancías en depósito. Está bastante extendido, pero puede emplearse en su lugar la voz existencias o expresiones como mercancías almacenadas o en depósito.

El libro de estilo de la lengua española

El proyecto del Diccionario Panhispánico de Dudas se gestó en el congreso del español celebrado en Zacatecas (México). Después de cinco años de trabajo de las 22 academias de la lengua española, ve la luz el diccionario, que establece una norma común que se debe seguir en los puntos conflictivos del idioma. La obra no solo describe los fenómenos y casos que incluye, sino que orienta sobre la conveniencia preferente de una forma sobre otra, desaconseja voces y construcciones incorrectas, así como señala vulgarismos, inadecuaciones, etc.

El volumen, con 7.250 entradas, se ocupa, además, de las dudas y problemas principales de todas las regiones lingüísticas del mundo de habla hispana y respeta las normas regionales.

'Es verdad que hay buenos libros de estilo en los medios de comunicación, pero los hispanohablantes quieren oír la voz de las academias. A su vez, éstas necesitan un instrumento ágil para hacer recomendaciones, en especial las que atañen a extranjerismos y neologismos', señaló Víctor García de la Concha durante la presentación del volumen hace una semana.

El Diccionario Panhispánico de Dudas, patrocinado por Telefónica, ha sido editado por Santillana, que pondrá inicialmente 160.000 ejemplares en las librerías, al precio de 29,90 euros cada uno.