Consultoría

Accenture rediseña su estrategia con la entrada de 89 socios

Después de 40 años de implantación en España, la consultora Accenture ha diseñado un plan estratégico de cara a los próximos cinco años. La compañía prevé incrementar su facturación en más de un 60%, por encima de lo que crecerá su plantilla, que lo hará en 6.000 nuevos profesionales.

La nueva estrategia de Accenture en España para los próximos cinco años se sostiene, según adelantó ayer su consejero delegado, Vicente Moreno, en un almuerzo con periodistas, sobre tres pilares: innovación, industrialización e ilusión. Todo esto pasa por el nombramiento de 89 nuevos socios y la creación de diferentes grupos de trabajo en cada una de las unidades especializada: consultoría de negocio, externacionalización de procesos de negocio, de transformación de infraestructuras y de aplicaciones de negocio, tecnología e integración de sistemas. Los nuevos objetivos de la compañía incluyen, entre otros, incrementar su facturación en los próximos cinco año en más de un 60%, esto es, por encima de la contratación de 6.000 nuevos profesionales que se sumarán a los 10.000 que ya componen la plantilla. Accenture facturó en España en 2004 y a través de honorarios 607 millones de euros. 'Queremos que nuestro negocio crezca más que el mercado, por eso tenemos previsto nuevas alianzas y adquisiciones', avanzó Moreno. La filial española de la multinacional estadounidense tiene intención de adentrarse con fuerza en la Comunidad Valenciana y salir a nuevos mercados como Israel o Marruecos.

La estrategia de Accenture hasta 2010, según explicó su consejero delegado, se debe en parte a la evolución que ha sufrido en los últimos años el negocio de la consultoría. 'Somos conscientes de que no vivimos en un mundo aislado, de que se han desarrollado los competidores y de que las distancias se han acortado. En los últimos años, han surgido especialistas de nicho y aunque no pretendemos ser especialistas en todo, hay que reaccionar'.

Cuidar más el talento

Una de las asignaturas pendientes de Accenture es la retención de profesionales y, por tanto, del talento. La compañía tiene en estos momentos una rotación del 15% y una media de edad de 29 años. En este sentido, Vicente Moreno apuntó que el objetivo es cuidar más la calidad de vida de los consultores. 'Ahora hay un mayor interés por la vida personal y lo que tenemos es que tratar de imaginarnos cómo queremos ser las personas y también la compañía. La gente quiere calidad en su vida profesional y tenemos que avanzar por hacer más compatible esa vida profesional'. Reconoció que en Accenture la exigencia es máxima, 'pedimos mucho a los empleados, pero tenemos que ser productivos mirando también la calidad'.

Con esta pretensión y con el fin de que los profesionales puedan hacer compatible su trabajo con su vida personal nació hace unos meses el denominado Programa Avanza, que tiene como lema un año más, una hora menos. 'A una compañía de servicios como la nuestra le interesa la carrera y el desarrollo de las personas', matizó Moreno.