Privatización

Endesa queda finalista en el concurso para comprar la eléctrica polaca Dolna Odra

Endesa, junto con Electrabel y Enel, han resultado las finalistas en el concurso para comprar la eléctrica polaca Dolna Odra, que tiene un parque de generación de 2.000 MW. Iberdrola, que también aspiraba a la compra, no ha sido preseleccionada para la fase final.

En pleno fragor de la oferta hostil lanzada por Gas Natural contra Endesa, la gestión continúa su curso. Ayer se dio a conocer el resultado de la penúltima fase del concurso abierto por el Gobierno de Polonia para la privatización de la eléctrica Zespol Elektrowni Dolna Odra, en la que han resultado finalistas Endesa, la belga Electrabel y la italiana Enel.

Otras tres concursantes que habían presentado también ofertas vinculantes, entre ellas Iberdrola, han quedado descolgadas de la operación. Con Iberdrola han sido eliminadas la checa CEZ y la alemana PCC, tras la que se podría encontrar Eon.

La preselección la dio a conocer ayer oficialmente el ministerio del Tesoro polaco, que hace un mes anunció que había recibido seis propuestas vinculantes para adquirir entre el 10% y el 85% de Dolna Odra, eléctrica que cuenta con tres grandes centrales de 1.500 MW y otras dos más pequeñas de 500 MW, todas ellas con producción de carbón.

Las instalaciones están cerca de la costa báltica y a 100 kilómetros de Berlín, lo que permitirá a su eventual propietaria aprovechar el gas procedente de Rusia que fluye a través de dos gasoductos que cruzan Polonia hacia Alemania. Entre estos dos países hay una fuerte interconexión eléctrica.

En una primera fase del concurso, el Gobierno de Polonia recibió una docena de manifestaciones de interés por parte de sendas empresas que presentaron ofertas no vinculantes. Más tarde, seis de ellas fueron invitadas a presentar ofertas vinculantes, que son las que se resolvieron ayer. Según el proceso, los finalistas deben llegar ahora un acuerdo con los sindicatos.

La eléctrica española se mostró ayer muy satisfecha por haber llegado a la final de un concurso que es 'la primera oportunidad relevante desde que se inició el proceso de privatización en Polonia', indican en la empresa. En este sentido, recuerdan que 'Polonia era un objetivo para nosotros desde que en 2001 decidimos entrar en Europa'. Además, el mercado polaco tiene una gran masa crítica y va a ofrecer más oportunidades, no sólo en generación, sino también en distribución y comercialización, lo que nos permitirá crear una empresa integral de energía'.

Endesa ya está presente en Polonia a través de su filial francesa, Snet, que tiene en este país del Este europeo una cogeneradora de 350 MW.

De las empresas en liza en la final del concurso, no sólo Endesa se encuentra en medio de una borrasca empresarial por la opa de Gas Natural. Enel admitió ayer su interés por la privatización de una energética rusa, mientras que Electrabel está en pleno proceso de compra del 100% de su capital por parte del la francesa Suez.

El lunes se presentan las ofertas por el 35% de Snet

EDF y Charbonnages de France recibirán el lunes ofertas por el 35% del capital de la eléctrica Snet, en la que Endesa tiene el control con un 65%. En la resolución de las ofertas (media docena, según diarios galos) también participará la eléctrica española pues tiene derecho de tanteo sobre el paquete todavía en manos del Estado a través de aquellas empresas. Snet forma parte de los activos que Gas Natural vendería a Iberdrola si tiene éxito la opa que ha lanzado sobre Endesa. Esta situación ha creado un cierto malestar en Francia, donde se considera que 'Gas Natural utiliza a Snet como una variable de ajuste', según el diario Les Echos.

Algunas firmas de analistas se han sorprendido por que Gas Natural, muy interesada en Europa, esté dispuesta a ceder las filiales francesa e italiana, que ofrecen a Endesa un gran recorrido de crecimiento, frente al poco que tiene mercado interior. Hay quien opina que, de esta manera, se le quita a la operación cualquier matiz transnacional.