Lunes de los Fondos

Lo alternativo decepciona

Existen actualmente 84 fondos de inversión de gestión alternativa o hedge registrados a la venta en España, en su inmensa mayoría domiciliados aquí y gestionados por gestoras españolas. Su rentabilidad media en los 12 últimos meses es de un 1,05%, lo que los sitúa por debajo no sólo de cualquier categoría de fondos de renta variable, sino que es inferior también a la obtenida por los fondos más seguros y conservadores del mercado, como los de renta fija euro a corto plazo o los fondos monetarios. La situación es incluso peor si tomamos en cuenta los tres últimos años, ya que el retorno acumulado medio es de un modesto 2,52%. Los tres primeros meses del año 2005 arrojan una rentabilidad media del 0,46%, lo que supone una ligera mejora con respecto al pasado pero muy lejos de las expectativas creadas o de cubrirnos contra el efecto de la inflación.

El nuevo sistema de clasificación de fondos de Lipper contiene 13 diferentes categorías de fondos hedge, que van desde el clásico long/short equity (combinación de estrategias alcistas y bajistas) a los de arbitraje en convertibles, pasando por los de gestión de futuros. En el mercado español solamente seis de estas 13 categorías son aplicables y la mayor parte de los fondos se integran bajo la clasificación Lipper Hedge Multi-estrategias. Esta clasificación contiene fondos que siguen una variedad de estrategias y estilos de gestión alternativa que contribuyen al retorno total del fondo. En bastantes ocasiones toman la forma de fondos de fondos hedge, de manera que la cartera del fondo queda distribuida entre diferentes gestores. Como se observa en el cuadro central, las rentabilidades de este tipo de fondos se sitúan en los mismos niveles que el del total del mercado hedge, con la rentabilidad interanual de los índices apenas en positivo.

Es importante notar que con la actual legislación las posibilidades de acción de este tipo de fondos se encuentran muy restringidas y, de hecho, no pueden considerase fondos hedge puros como tal. El nuevo reglamento de fondos, que previsiblemente entrará en vigor este año, supondrá un importante cambio en cuanto al riesgo que podrán tomar los gestores y significará el pistoletazo de salida para el lanzamiento de verdaderos fondos de esta índole. Estos fondos estarán disponibles solamente para inversores institucionales, aunque también se contempla la creación de fondos de fondos hedge para inversores minoristas, que podrán invertir hasta un 60% de su patrimonio en fondos hedge. Parece que la gama disponible para los gestores de este tipo de fondos será amplia, ya que no se excluirán muchos de los fondos domiciliados en los principales centros europeos de gestión alternativa como las Islas Caimán o las Islas Vírgenes Británicas. Sin embargo, es conveniente destacar que esta mayor libertad de acción, signo inequívoco de un mercado de fondos más desarrollado, lleva aparejado mayores riesgos de pérdidas. Ello significa que las modestas ganancias que hemos señalado más arriba pueden convertirse en ocasiones en retornos negativos importantes.

Junto con esos fondos el mercado español ha venido ofreciendo, bajo el paraguas de la clasificación de fondos globales de Inverco, fondos de gestión dinámica o activa con flexibilidad para realizar la distribución de activos que estimen conveniente según las condiciones del mercado. El éxito de los mismos ha sido bastante dispar como cabría esperar pero algunos de ellos sí han logrado obtener rentabilidades elevadas, al mismo tiempo que han mantenido las volatilidades de sus carteras en niveles relativamente bajos. Destacamos por ejemplo el fondo de Gaesco Gestión, Catalunya Fonds, que con una volatilidad, medida por la desviación estándar anualizada, inferior al 5% en el último año, consigue un retorno del 13,11%.

Dentro de la principal categoría de estos fondos, los Hedge Multiestrategia, encontramos el Multigestores Alternativos, de la gestora Afina Gestión, que a través de una estructura de fondos de fondos consigue superar claramente la rentabilidad de las letras, al mismo tiempo que mantener una volatilidad alrededor del 2%. Dentro de la categoría Lipper Hedge Long/Short Equity, destacamos el Bankinter Long Short. Sus retornos son bastantes modestos, el 2% en el último año, pero también lo es su volatilidad. Es el mejor dentro de un grupo de fondos que busca la compra de títulos infravalorados mientras toma posiciones cortas en valores sobrevalorados.

Análisis El origen de los 'hedge'

Es difícil situar el origen de los fondos de gestión alternativa o hedge funds pero se suelen citar dos nombres como pioneros de este tipo de inversión, Alfred Winslow y Karl Karsten, ambos de origen norteamericano.

El primero, Alfred Winslow, se desenvolvió en el terreno teórico y práctico, creando un fondo que pasó de tener un volumen 100.000 dólares en 1949 a varios millones poco más de 10 años más tarde. l Karl Karsten, por su parte, destacó en el ámbito teórico con su libro Scientific Forecasting, publicado en Nueva York en 1931.