Índice de actividad internacional

El consumo privado de EE UU se modera en el primer trimestre de este año

Después del decepcionante dato de febrero, todo apunta a que el avance de la demanda será claramente inferior en los tres primeros meses del año al registro de 2004

El gasto en consumo privado ha moderado su crecimiento en los primeros meses de 2005. Las ventas minoristas se han mantenido fuertes, aunque han crecido a un ritmo algo menor al mostrado en 2004. Las ventas de coches, sin embargo, han mejorado de forma significativa.

Este indicador venía mostrando una tendencia negativa desde finales de 1999. En los últimos meses, sin embargo, la tendencia está siendo positiva. No obstante, creemos que esta mejora podría ser coyuntural. En cualquier caso, y dado que se trata de un indicador muy volátil, habrá que esperar datos adicionales para confirmarlo.

La serie de consumo mensual muestra también señales de ralentización. En enero, el consumo privado se redujo un 0,1% en tasa intermensual. Respecto al año anterior creció un 3,6%, dos décimas por debajo del aumento registrado a finales de 2004.

En febrero, el consumo privado ha vuelto a defraudar, con un aumento del 3,7% en tasa interanual. De cumplirse las previsiones para el mes de marzo, el consumo privado habrá crecido un 3,5% en el primer trimestre de 2005, tres décimas menos que el ritmo mostrado el pasado ejercicio.

Al margen de estos datos, los indicadores publicados por el lado de la oferta están siendo bastante buenos. La industria, liderada por la producción de equipos, mantiene el dinamismo de los últimos meses. Por otra parte, pese a la desaceleración de la obra residencial, la construcción mantiene todavía un ritmo elevado, lo mismo que el sector servicios.

Todo ello en un contexto de mejora del mercado de trabajo, aunque el dato de marzo fue bastante decepcionante. La economía de Estados Unidos creó 110.000 nuevos empleos el mes pasado, menos de la mitad de los 220.000 puestos que anticipaban los analistas.

Se trata del menor incremento registrado desde el pasado mes de julio, cuando se crearon 83.000 empleos.

En este contexto se puede decir que la economía se mantiene fuerte, aunque, como estaba previsto, la economía crecerá en 2005 a un ritmo ligeramente inferior al mostrado en 2004. Para el conjunto del año mantenemos la previsión de PIB en el 3,5%.

En materia de tipos de interés las previsiones siguen siendo alcistas. En su última reunión, celebrada el pasado 21 de marzo, la Reserva Federal de Estados Unidos subió el tipo de interés 25 puntos básicos, hasta situarlo en el 2,75%. Según el mercado, la tasa objetivo de fondos federales subirá de forma gradual a lo largo de todo el año. Para diciembre, se espera que alcance el 4,0%.

Malas noticias en precios

En materia de precios la tendencia ha sido alcista. En febrero, la inflación se situó en el 2,9%, similar al registro de febrero. Excluyendo alimentos y energía, los precios de consumo se elevaron una décima, situándose en el 2,3%. El componente energético ha vuelto a ser el más inflacionista por el nuevo repunte producido en el precio del petróleo, que llegó a alcanzar los 55 dólares por barril. Para el conjunto del año mantenemos la previsión de inflación en el 3,0%.