_
_
_
_
Multa

Renfe multa a Siemens con 11 millones por la demora en la entrega de los AVE

Renfe se ha cansado de esperar y ha impuesto una multa de 11,1 millones de euros a Siemens. La razón, el retraso que acumula en el calendario de entrega de 16 trenes de alta velocidad (AVE).

La compañía ferroviaria había adjudicado estos vagones en marzo de 2001 para explotar el Ave desde Madrid a Barcelona. El precio pagado entonces fue de 401 millones de euros.

En aquel entonces, Renfe acordó adjudicar de forma equitativa a Siemens y al consorcio Talgo-Bombardier el suministro de 32 trenes de Alta Velocidad y Altas Prestaciones para explotar la nueva línea a Barcelona por un importe global de 740,36 millones.

De acuerdo con lo establecido en el contrato, los fabricantes debían entregar la primera unidad del pedido en octubre de 2003 y, posteriormente, presentar a Renfe un nuevo tren cada dos meses. Sin embargo, Siemens aún no ha presentado a Renfe ninguno de los 16 trenes que debería haber entregado.

Fuentes de Renfe explicaron ayer que esta multa está recogida en los términos del contrato de suministro que Renfe firmó con el fabricante en 2001.

A pesar de la sanción, el consejo de administración de la empresa que preside José Salgueiro acordó ayer abordar una novación del contrato de Siemens. Así, esta decisión permitirá que operador y fabricante inicien una negociación para determinar un nuevo contrato con un nuevo calendario de entrega de los trenes Ave. Al solicitar la renegociación del contrato, Siemens aludió a las dificultades generadas por el hecho de tener que contratar la fabricación de parte del pedido con CAF y Alstom.

La novación del contrato, en cualquier caso, evita a Siemens la rescisión, un extremo que podría producirse una vez que las sanciones por retraso alcancen un importe equivalente al 10% del total del pedido. Este hecho se dará si en octubre próximo, Siemens no ha entregado ninguno de sus trenes, un año después del plazo inicialmente establecido.

En virtud del plan industrial suscrito entre Siemens, CAF y Talgo en febrero de 2002, la alemana asumía la fabricación de los motores de tracción, los convertidores y los armarios eléctricos de los 16 trenes. CAF y Alstom, por su parte, se encargaban de fabricar y montar las cajas de los coches de todos los trenes, con excepción los de cafetería y uno de los de clase turista, que quedarán reservados a los trabajadores de Renfe.

Este contrato fue el primero de los que Renfe ha suscrito en los tres últimos años para dotarse de un parque de trenes para las líneas AVE y de cambio de ancho de vía para explotar la red ferroviaria tras la puesta en servicio de las primeras líneas Ave.

Los pedidos, adjudicados entre los fabricantes radicados en España suman una inversión global , sin contar los posteriores trabajos de mantenimiento, de 3.260 millones. Siemens, además de este contrato, se adjudicó también en marzo el suministro de 10 trenes Ave más por 243 millones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_