Telefónia

Jazztel da un nuevo giro a su estrategia y devuelve la licencia de LMDS

Las necesidades de ahorro y el desarrollo de nuevas tecnologías mandan, sobre todo cuando el objetivo es la supervivencia. Jazztel no ha tenido dudas y ayer anunció que ha devuelto al Gobierno la licencia de LMDS (telefonía vía radio), conseguida en dura pugna hace cuatro años.

El objetivo de la operadora es ahorrar y centrar su estrategia en lo que realmente le interesa. Con la renuncia a la licencia, y tras el acuerdo firmado con el Gobierno el pasado día 13, Jazztel se ha quitado de encima la presión de ser penalizada con 211,6 millones de euros hasta el 2017 si no cumplía los compromisos de la concesión.

Ahorro de seis millones

Menos a futuro y más realizables son 2,1 millones que entrarán en caja por la liberación de avales. También se cancela una línea de crédito de 1,5 millones. Entre los intereses que se dejan de pagar y las menores inversiones, la operadora calcula que ahorrará seis millones hasta 2008.

Además de estos fondos, hay otros 4,6 millones que se están peleando con el Gobierno, fruto de obligaciones parcialmente cumplidas en el pasado y cuya devolución está en manos del Ejecutivo. También hay un depósito de 11,2 millones al que se podrá acceder si el Tribunal Constitucional da la razón a las operadoras y condena al Gobierno por la tasa impuesta sobre el espectro.

Pero más allá de las cifras, la devolución de la licencia LMDS demuestra cómo ha cambiado la tecnología en cuatro años y cómo Jazztel ha reorientado su estrategia.

Fuentes cercanas a la compañía reconocen que el LMDS no ha sido lo que se esperaba y menos cuando el Gobierno decidió gravarlo con un impuesto especial -el denominado espectrazo-. La tecnología, añaden, quedó pronto anticuada, ya que salieron al mercado versiones de XDSL que dan prestaciones muy parecidas al LMDS con menor coste.

Jazztel, mientras tanto, ha renunciado a dar servicios avanzados de banda ancha en toda España y para concentrarse en las grandes ciudades hay alternativas más aceptables que el LMDS. La operadora está ahora centrada en el acceso a centrales locales de Telefónica y con los fondos que logre con la devolución podrá pagar los costes de 100 instalaciones.